Saltar al contenido

Zopilote rey

Zopilote rey
México
Filo Chordata
Clase Aves
Orden Falconiformes
Familia Cathartidae
Status UICN ver 3.1 Mínima preocupación
Status CITES Apéndice III (Honduras)

U.I.C.N. - Mínima preocupación

 

Nombre científico: Sarcoramphus papa (Linnaeus, 1758)

Otros nombres vulgares: Rey gallinazo.

Descripción general y características

El zopilote rey es un ave majestuosa y bella. Resalta el contraste del blanco plumaje de su cuerpo con el color oscuro de las plumas que rematan sus alas. Su cuello, en parte cubierto por pequeñas plumas grisáceas, tiene una sección desnuda de llamativos tonos rojizos, naranjas y amarillos.

Su cabeza está cubierta por plumas delgadas y finas de color oscuro que hacen resaltar sus pequeños y redondos ojos, su pico encarnado y la membrana que le protege las fosas nasales. Son aves muy vistosas y cada ejemplar se puede considerar como pieza de colección, razón por la cual son muy solicitadas por los parques zoológicos.

Comportamiento

Se le puede ver sólo en compañía de otros zopilotes. Planea a varias altitudes con las alas en el mismo plano de su cuerpo y sólo elevando las puntas de las alas. Da aleteos fuertes y largos, aunque rara vez aletea mientras planea. Su nido es muy rudimentario por lo que ponen un solo huevo blanco sin marcas en superficies casi descubiertas.

Hábitat

Selvas bajas y húmedas, en ocasiones en áreas más abiertas y más secas.

Distribución geográfica

Se distribuye desde la parte tropical de México hasta el norte de Argentina.

Causas de disminución

Modificación del hábitat.

Medidas de conservación

Siempre que se habla de los zopilotes, acude a la mente la imagen de grandes pájaros negros de aspecto desagradable, plumas ásperas y mal olor, que se alimentan de cadáveres y vuelan tan alto que parecen pequeñas manchas en el cielo.

Sin embargo, existe una variedad muy diferente llamada zopilote rey, especie tropical de níveo plumaje que hasta hace algunos años era posible encontrar desde el centro de México hasta el norte de Argentina.

Aunque huele tan mal como sus primos y su carne no es comestible.