Saltar al contenido

Tatú carreta

Tatú carreta
Argentina
Clase Mammalia
Orden Cingulata
Familia Dasypodidae
Status U.I.C.N. Vulnerable
Status Nacional Sin determinar
Status Provincial (Santa Fe) Extinto
Status CITES Apéndice I

U.I.CN. - Vulnerable

Nombre científico: Priodontes maximus

Otros nombres vulgares: Armadillo. Peludo o Tatú gigante.Tatú guazú. Tatú-canasta.

Descripción general y características.

Es un mamífero grande. Mide de 1,50 a 1,60 m. de largo. incluyendo la cola. Llega a pesar hasta 50-60 kg.

El caparazón está compuesto por numerosas placas, las más pequeñas están en la cola y en las patas. La coloración general es parda. siendo amarillento en los flancos. El hocico es alargado y las orejas no son muy grandes. En las manos tiene uñas grandes, largas. La hembra posee dos mamas.

Comportamiento

Se alimenta de lombrices, carroña, termitas, hormigas, larvas de insectos, pequeños ofidios. Es de hábitos crepusculares o nocturnos y de andar solitario. Con las uñas delanteras, excava grandes cuevas que ocupa como refugio. Tiene una cría por nacimiento.

Hábitat

Montes chaqueños con vegetación xerófila.

Distribución geográfica

Desde el este de Venezuela, las Guyanas, sur de Colombia, este de Perú y de Ecuador, Bolivia, Paraguay y Brasil.

En Argentina la zona chaqueña de Salta, Formosa, Chaco y Santiago del Estero. Antiguamente se extendía más al Sur.

Causas de la disminución

Es perseguido por los cazadores para consumir la carne. Se lo captura para llevarlo a los zoológicos, museos, coleccionistas, o bien para ocupar el caparazón como caja de resonancia o exhibirlo taxidermizado.

Curiosidades, cuentos y leyendas

La carne de este animal es consumida asada o al horno. Lo mismo que 1a de sus parientes menores (peludos, mulitas).

La grasa se utiliza en la medicina criolla, para los dolores musculares y articulares Los caparazones son empleados en la confección de charangos.

Los distintos miembros de esta familia tienen en las creencias indígenas, un buen concepto. es así que afirman que estos animales fueron los primeros en «remover la tierra’ con sus fuertes garras y además son muy buenos e inteligentes.

Por este motivo, en varios cuentos, compiten con el zorro y siempre salen triunfantes los armadillos.

Uno de ellos relata que en cierta oportunidad el zorro y el tatú se asociaron para conseguir miel de avispas. Para esto, se introducen en un monte y el zorro encuentra un panal, pero no avisa a su compañero. Con un palo pincha el avispero y consume la miel. El tatú molesto por el accionar del zorro, jura vengarse. Se sube a un árbol, se enrosca formando una bocha y llama al zorro. Este al llegar, ve esa bola en la rama y lo confunde con un panal. Con un palo lo toca y abre la boca para recibir la miel y es ahí que el tatú aprovecha para orinarlo.

El zorro, disimula su malestar y lo quiere imitar. Para esto sube a un árbol, se enrosca y llama al tatú. Este, sabiendo quien estaba allí, lo baja de un garrotazo.