Saltar al contenido

Geografía Argentina

Purnamarca, Jujuy, Argentina

La República Argentina ocupa una parte del extremo meridional de América del Sur con una superficie de 2.791.810 km2. Se extiende desde la Cordillera de los Andes, al oeste hasta el océano Atlántico, al este, y limita con Bolivia, Paraguay, Brasil, Uruguay y Chile.

En el norte, los límites están determinados en parte por los ríos Pilcomayo, Paraguay, Paraná e Iguazú; al este constituyen fronteras los ríos San Antonio, Pepirí Guazú, Uruguay y De la Plata.

El territorio continental está ubicado entre los 22º y 55º de latitud S y los 53º y 74º de longitud O. Argentina posee además diversos grupos de islas oceánicas (Georgias del Sur, Sándwich del Sur, Orcadas del Sur y Shetland del Sur) que abarcan 3.867 km2, y también ocupa una porción de la Antártida de 965.597 km2, limitada por los meridianos 25º y 74º de longitud O y por los paralelos 60º y 90º de latitud S.

Relieve y costas

En el relieve territorial sobresalen un gran cordón, la Cordillera de los Andes, y algunos sistemas serranos.. La cordillera recorre el país de norte a sur en la región occidental, forma el límite con Chile y tiene una longitud de 4.441 Km. Su punto culminante es el Aconcagua, con una altura de 6.959 m; lo siguen el cerro Ojos del Salado, el Bonete Chico y el Tupungato.

Cataratas del Iguazú

Cataratas del Iguazú, en Misiones

En el norte se encuentra la Puna de Atacama, una altiplanicie árida y seca, a una altura de 3.800 m. sobre el nivel del mar, cuyo borde oriental presenta elevaciones que alcanzan los 6.000 m. En la misma región se eleva la Quebrada de Humahuaca, que en La Quiaca llega a 3.440 m. En la región central de la cordillera se encuentran los picos más altos.

Hacia el sur, los Andes se hunden en el estrecho de Magallanes y reaparecen en Tierra del Fuego, en la península antártica y en los archipiélagos del Atlántico sur.

Desde Catamarca hasta Neuquén, se desarrollan la precordillera y el sistema de las Sierras Pampeanas. Dentro de este sistema se encuentran las sierras de Belén y Ancasti (en Catamarca); y las de Jagüel y Velazco (en La Rioja). También hay sierras en Tucumán, San Juan, San Luis, Santiago del Estero y Córdoba. Dentro de la provincia de Buenos Aires se encuentran las sierras de Tandil y de La Ventana.

Además de estos sistemas montañosos, el territorio argentino está constituido por una gran llanura que abarca toda la zona noreste del territorio nacional y también se extiende a Paraguay y Uruguay.

Dentro de la Argentina, la llanura ocupa 1.200.000 km y está delimitada por los ríos Pilcomayo, Paraguay y Alto Paraná, al norte; los grandes cordones montañosos, al oeste; el río Colorado, en el sur; y los ríos Aguapié, Uruguay, de la Plata y el océano Atlántico, al este.

El vasto territorio presenta paisajes distintos, como los esteros correntinos, el monte chaqueño y la zona pampeana, en el centro del país, con dos regiones bien diferenciadas: una seca y árida y otra húmeda y fértil, favorecida por sus condiciones climáticas templadas.

La costa argentina tiene una longitud de 4.000 km Entre sus accidentes se encuentran la bahía de Samborombón y Blanca, amplios golfos como el de San Matías y San Jorge y, más al sur, bahías como las de San Julián y Grande y la Península Valdés. Las costas fueguinas son muy recortadas debido a la erosión glacial, característica que se repite en las islas Malvinas y en la de los Estados. Mientras que las costas del sector antártico están cubiertas por masas de hielo. La soberanía de la Argentina sobre la plataforma submarina llega hasta los 200 m. de profundidad. Según la ley 17.094 del año 1.967, la zona de dominio económico se extiende hasta las 200 millas desde la costa, y determina la soberanía sobre esas aguas.

Clima e hidrografía

La extensión longitudinal de alrededor de alrededor de 3.700 km y la variedad de relieve determinan cuatro zonas climáticas bien diferenciadas: litoral, mediterránea, andina y patagónica. La zona litoral es templada y húmeda y presenta fuertes cambios de temperatura. La mediterránea es templada y seca. La zona andina presenta gran amplitud térmica diaria y es fría. La patagónica es fría y seca.

Los vientos que provienen del océano Atlántico moderan el clima, en las regiones litoral y mediterránea. Además hay vientos locales como el Zonda, el Pampero y la Sudestada. El primero sopla en la región cuyana de mayo a octubre y es cálido y seco; el Pampero, frío y seco, proviene del sudoeste, y la Sudestada, desde el Río de la Plata, genera inundaciones en el litoral.

En lo que respecta a la hidrografía, los ríos argentinos, en su mayoría, desembocan en el Atlántico y pueden dividirse básicamente en tres sistemas: la cuenca del Plata, el sistema bonaerense y el patagónico.

Entre las cuencas del Plata los principales son el Paraná, su tributario, el Paraguay, y el Uruguay, que nace en Brasil. El Río de la Plata, que recibe las aguas de todo este sistema, tiene 40 km de ancho en su nacimiento y 230 km en la línea convencional que lo limita con el océano Atlántico.

El sistema bonaerense está conformado por los ríos Salado, Quequén, Grande y Cristiano Muerto, entre otros menores, mientras que el patagónico comprende cursos como el Colorado, el Deseado, el Santa Cruz y el Gallegos.

Ushuaia