Saltar al contenido

Para verte mejor

Vieira

La vida bajo la superficie del mar suele ser muy riesgosa para algunos organismos, es por eso que sólo podrán sobrevivir aquellos mejor adaptados para poder prevenir los peligros a tiempo para armar sus propios mecanismos de defensa.

La vieira o venera es un bivalvo de valvas desiguales una plana y la otra convexa que para poder prevenir los peligros que la acechan está dotada de varios ojos brillantes en todo el borde del manto que pueden mantener al animal informado de los objetos móviles a su alrededor. Cada uno de estos ojos tiene dos retinas, una es sensible al descenso de la intensidad luminosa y la otra al aumento. Estos ojos no cumplen con la concepción que los seres humanos tenemos de la vista pero le permiten ver sombras y distintas intensidades de luz. A pesar de eso le dan la suficiente capacidad de percepción para defenderse.

Si la vieira percibe a un pez que se acerca demasiado simplemente cerrará sus valvas pero si siente el olor de un pulpo o una estrella de mar, sus más temidos depredadores, iniciará una huida muy apresurada. Para nadar se propulsa con chorros de agua que salen de un punto cercano a la unión de las valvas. La vieira es una forma atlántica comestible y muy apreciada como marisco. En Argentina es extraída del mar, sobretodo en la Península Valdés, por buzos «marisqueros». Su pesca está sensiblemente regulada a los efectos de cuidar la explotación del recurso evitando su extinción.

«No se puede defender lo que no se ama y no se puede amar lo que no se conoce»