barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Blog
Puente Verde
Búsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Noticias arrow Noviembre 2006 arrow Rosario: un pronóstico climático poco tranquilizador para la región martes, 23 de julio de 2024
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Encuesta
Nube de tags

cambio climático extinción contaminación aumento peligro energía emisiones deforestación especies dióxido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reducción explotación recursos calentamiento cambio inundaciones clima medio ambiente kyoto ecología climático protocolo global caza animal CO2 caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicación
 
 

Rosario: un pronóstico climático poco tranquilizador para la región Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 2
MaloBueno 
Publicado por Administrador   
lunes, 20 de noviembre de 2006
Granizo en RosarioLuego de la histórica tormenta de granizo que el miércoles azotó Rosario como nunca antes, los ánimos se van tranquilizando y entonces empiezan a discutirse las razones que provocaron una pedrada tan violenta. Y también surgen las preguntas en cuanto a la repetición de un fenómeno similar, posibilidad que no deja de inquietar a cualquier mortal que habite por la zona.

Lejos de traer tranquilidad, desde algunos ámbitos científicos prevén un escenario climático complicado para el futuro de la región, donde las tormentas se tornarán más virulentas, mientras se incrementarán las lluvias y la temperatura, todo en el marco del recalentamiento global. “Esta es una teoría que está aceptada en el mundo, porque si bien antes se producían transformaciones en el clima, se registraban en un lapso de 100 mil años, y ahora ocurren en un período de 200 años, justamente en coincidencia con la industrialización”, afirmó Mario Núñez, quien es director del Centro de Investigaciones de Mar y Atmósfera (Cima). El especialista no sólo cargó contra la emisión de los gases invernadero, sino también contra el desmonte y las nuevas formas de uso de la tierra.

Si bien Núñez reconoce que el clima no es estable sino dinámico y que los “extremos climáticos” como las tormentas y los tornados siempre existieron, asegura que serán más intensos en los próximos tiempos y esos fenómenos se irán incrementando. “El tema del cambio global está aceptado a nivel científico”, afirma para luego recordar que en las últimas evaluaciones realizadas en la Argentina se reconoce un aumento de la temperatura media en la región pampeana, que incluye a Santa Fe. “Hacia fines del siglo XXI veremos un incremento de la temperatura media anual de 2 a 5 grados del norte al sur del país, y entre 2 y 3 grados en la región que incluye a Rosario”, dijo el científico.

Si bien reconoció que nuestra provincia no será la más afectada, sufrirá los avatares de fenómenos meteorológicos más violentos, como el ocurrido en la tarde del miércoles.

Además, el aumento de las temperaturas mínimas y la disminución de las máximas, “convertirán en menos placenteros a los días que vienen” en los que habrá primaveras más tórridas e inviernos más cálidos y secos. Al mismo tiempo, en las grandes concentraciones urbanas el cambio se notará más aún y hará más difícil la vida cotidiana de sus habitantes a partir de la concentración de cemento y otros materiales artificiales característicos de las ciudades.

En cuanto a la temperatura media mundial en la superficie terrestre, según se destaca en la página oficial del Servicio Meteorológico Nacional, en 1998 fue la más alta por una amplio margen –más de medio grado– que la registrada nunca antes en la historia. En 2004 la temperatura media global en superficie ha estado por encima de los valores normales observados en los promedios de entre 1961 y 1990, registro que lo convierte en el cuarto más caliente. Los diez años más tórridos han tenido lugar desde 1990: 1998, 2002, 2003, 2004, 2001, 1997, 1995, 1990, 1999 y 2000. A comienzos del siglo XXI, la temperatura media mundial en superficie se encuentra entre 0,6ºC y 0,7°C por encima de la que existía a comienzos del siglo XX, mientras que la temperatura mundial ha aumentado más rápidamente en los últimos 26 años que en cualquier otro período de 26 años.

Para comprender ese escenario futuro, Núñez también se refirió a otro registro climático de las últimas décadas: el de las lluvias caídas en la región, otro de los parámetros que sirven para identificar los cambios. En esa línea apunta al actual ciclo húmedo que comenzó hacia 1970 –y que “aún persiste” a pesar del último año, particularmente seco– donde se registró un 30 por ciento más de lluvias si se lo compara con el periodo que fue de 1920 hasta 1950.

En cambio, en otras zonas como Cuyo, Patagonia y Chile se evidenciaría una situación inversa: una menor acumulación de precipitaciones e inclusive un retroceso de más de 40 glaciales en la patagonia andina.

Los gases invernadero

Para los expertos del Cima –una institución ligada a la Universidad de Buenos Aires (UBA)– y otros científicos, los actuales cambios climáticos están relacionados con una mayor concentración del efecto invernadero –un fenómeno natural que la atmósfera genera sobre la Tierra–, que potencia la misma acción del hombre. “Si bien Argentina no está contaminando a nivel global y se ha comprometido a disminuir la emisión de gases, algunos países como Estados Unidos ni siquiera firmaron el protocolo de Kyoto, y justamente son los que más perjudican al resto”, dijo Núñez.

Según la teoría que adhiere al recalentamiento global, la acción humana modifica voluntaria o inadvertidamente el efecto natural y beneficioso que generan los gases minoritarios denominados “gases de invernadero”. Así, la combustión de carburantes fósiles, la quema de biomasa, el uso de fertilizantes nitrogenados en la agricultura y otras actividades humanas contribuyen a aumentar las concentraciones atmosféricas de los gases de invernadero naturales.

Otra de las cuestiones que también se está discutiendo en los ámbitos académicos es el incremento de la desforestación y los cambios en el uso de la tierra, ya que la agricultura de tipo intensivo como la que se observa en la región, “modifica las propiedades físicas del suelo y produce un desbalance de energía que se suma al cambio global.
Fuente: El Ciudadano
El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes. Todos los comentarios requieren de la aprobación del administrador.
No se publicarán consultas, las que sugerimos realizar a través del formulario de contacto.

Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valídate o regístrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido