barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artculos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Bsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Noticias arrow Mayo 2005 arrow Pretenden instalar un basural en una Reserva Mundial de la Biosfera jueves, 18 de agosto de 2022
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Encuesta
Nube de tags

cambio climtico extincin contaminacin aumento peligro energa emisiones deforestacin especies dixido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reduccin explotacin recursos calentamiento cambio inundaciones clima medio ambiente kyoto ecologa climtico protocolo global caza animal CO2 caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicacin
 
 

Pretenden instalar un basural en una Reserva Mundial de la Biosfera Imprimir E-Mail
Calificacin del usuario: / 8
MaloBueno 
Publicado por Valeria Cipolla   
viernes, 13 de mayo de 2005
Laguna Mar Chiquita - Provincia de CrdobaEn Argentina suceden hechos tan absurdos que superan la ficción. En ningún lugar del mundo, en realidad en ningún país serio, se propondría colocar un vertedero de basura en un área especialmente protegida por la UNESCO y por el Estado para preservar el medio ambiente. Sin embargo en esta Nación todo es posible: Jorge Paredi, Intendente de la Municipalidad del Partido de Mar Chiquita, pretende colocar un predio de disposición final de residuos dentro de la Reserva Mundial y Provincial Parque Atlántico Mar Chiquito. Los vecinos se encuentran preocupados por el peligro de contaminación de este sistema biológico que contiene la única albufera del país y una de las tres que hay en todo el mundo.

La  Laguna Mar Chiquita es de un valor incalculable no sólo en lo ambiental y ecológico, sino también en lo social y económico, por lo que en 1996 la UNESCO la declaró Reserva Mundial de la Biosfera. No sólo este organismo internacional fijó la atención en el cuidado de tan importante ecosistema, la provincia de Buenos Aires lo incluyó en el régimen de Parques y Reservas Naturales (ley10.907), mediante la ley 12.270 que la categorizó como Reserva Natural de Uso Múltiple y Refugio de Vida Silvestre.

Bajo la vieja premisa de que lo que no se ve no existe, Paredi buscó un lugar lejos de la vista del público, pero dentro del área ecológica protegida, para realizar el basural. El predio elegido es la parcela 22bt, una fracción de campo que se encuentra en el Paraje el Espinillo. Para llegar a las 7 hectáreas donde ya se realizaron las cavas para enterrar los residuos, hay que tomar el camino vecinal que nace en la Escuela Rural 12 y transitar unos 4 kilómetros. La zona elegida por el intendente es perfecta para sus objetivos, no se puede ver desde la Ruta 11 y aparentemente está lejos de todo. Sin embargo la parcela elegida no reúne ninguna de las características necesarias para la instalación de un predio de disposición final de residuos. A nadie en su sano juicio se le puede ocurrir que una reserva ecológica es el lugar apropiado para tirar basura.

Un grupo de vecinos preocupados por la situación, con el apoyo de la Sociedad Rural de Mar Chiquita, la Federación Universitaria Argentina, Federación Universitaria Marplatense, el Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho, organizaciones ambientalistas y otros sectores interesados, solicitaron al reconocido abogado en derecho ambiental José Esain la realización de un dictamen técnico sobre la viabilidad de la instalación del basural dentro de la reserva. El documento será entregado el lunes 9 por la mañana al Poder Ejecutivo, al Concejo Deliberante y al Comité de gestión de la Reserva de la Biosfera.

No sólo las leyes de la lógica indican que el lugar menos indicado para realizar actividades contaminantes sean estos reservorios de flora, fauna, aire y paisaje. Las leyes que regulan la materia contiene prohibiciones expresas. El informe realizado por Esain revela que "el predio que ha sido seleccionado por la administración local es inadecuado porque sobre él penden varias prohibiciones que proviene de diferentes normas:

1. La ley 25916 en su artículo 20 claramente prohíbe la instalación de centros de disposición final en áreas protegidas como las áreas regladas por la ley 10907.

2. La ley 10907 además prohíbe claramente la construcción de cualquier tipo de obras, instalaciones, viviendas, a excepción de las necesarias para el funcionamiento como áreas naturales de conservación (art. 20 inc. j). Esto incluye un relleno sanitario que implicará una serie de actividades incompatibles con lo reglado por ésta norma.

3. La resolución 1143/02 que claramente prohíbe en el punto 1.1.5 la instalación de rellenos sanitarios en éstas zonas".

"Cuando decimos que el predio es a priori inviable como centro de disposición final lo decimos porque de nada servirá el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, el que ni siquiera se debería iniciar pues estamos ante una actividad prohibida en dicha zona por ser área natural. En las áreas naturales las actividades prohibidas no están sujetas al procedimiento de EIA sino que sólo lo deben completar las actividades permitidas", continúa el dictamen y agrega que "la prohibición es clara, no reglamentable, no sujeta a interpretación e insalvable y depende de una norma nacional sólo modificable por otra norma de la nación de igual rango y contenido material".

La biodiversidad de este paraíso natural es inmensa. El número de especies de aves registradas en este humedal llega a 168, destacándose los patos, benteveos, churrinches, chorlos, gaviotas, gaviotines, horneros y canasteros. Además es visitado por 38 especies de aves migratorias provenientes de América del Norte, Sudamérica y la Patagonia. Se destaca también por albergar a la lagartija de los médanos y otras especies dunícolas endémicas, además del zorro gris, carpinchos y una gran variedad de artrópodos. La riqueza íctica está representada por 53 especies de peces continentales y marinos. Este sitio, privilegiado por la naturaleza, requiere de nuestro mayor esfuerzo para conservarlo. Es necesario un compromiso de los municipios, usuarios, habitantes del lugar y la sociedad en general con el objetivo de mantenerlo de un modo adecuado para las generaciones presentes y futuras.

Si se analizan someramente lo que acarrearía la instalación del basural en la reserva llegaremos a consecuencias terribles como la contaminación de la laguna y la muerte de aves que se alimenten en el vertedero de residuos. Ante la existencia de un paraíso, en el que se pueden realizar, entre otras actividades, pesca deportiva, observación de aves, investigación biológica, caza fotográfica, turismo rural y campamentos, la propuesta ambiental y turística es instalar un basurero.

Mientras muchos especialistas recomiendan la designación de la reserva como Sitio Ramsar para aumentar su protección, lo que generaría además la entrada de recursos internacionales para un manejo sostenible, el Intendente se empeña en agredirla.

 "Mar Chiquita es un humedal de extraordinaria importancia para el país y a nivel mundial. Resulta entonces esencial fortalecer las iniciativas de conservación de la biodiversidad, uso racional y rescate del patrimonio cultural", sostiene Alejandra Cornejo del Centro en Defensa de la Pesca Nacional (CeDePesca) en una nota publicada en la página ambiental Proteger.

El partido de Mar Chiquita es de un tamaño muy importante, 3196 kilómetros cuadrados, por lo que la reserva, que ocupa cerca de 26.500 hectáreas, representa un porcentaje menor al 10 por ciento del total del territorio. Es decir, que al Intendente le queda más del 90 por ciento de la superficie para realizar el relleno sanitario. No se puede entender por qué se empeña en hacerlo dentro de un área ecológica protegida.

Otras particularidades que marcan la irracionalidad del lugar elegido, es que un importante porcentaje del predio es inundable, frente al predio hay una laguna, en estos tiempos muy mermada por la terrible sequía que se vive en la zona. Llama la atención además, la presencia de un canal que funciona como desagüe de los excesos de lluvia. Este conducto atraviesa varios campos de la zona, incluida la parcela elegida como basural, y termina su recorrido en el Arroyo Dulce, uno de los principales afluentes de la albufera. Inexorablemente los líquidos que se producen por el proceso de putrefacción de la basura y los agentes contaminantes van a ir por este canal a la Laguna Mar Chiquita. La contaminación no sólo llegara a la laguna y a los campos vecinos por el mencionado conducto de desagüe, sino también mediante las napas freáticas que se encuentran muy cerca de la superficie. Los recursos de agua subterránea se hallan a poca profundidad y al estar íntimamente vinculados con las aguas superficiales que las alimentan, en épocas de lluvia se encuentran a profundidades inferiores, por lo que son fácilmente contaminables.

El Concejo Deliberante del Partido de Mar Chiquita, por expreso pedido del Poder Ejecutivo, tratará el tema en estos días. Analizará el dictamen técnico presentado por los vecinos y se planteará la aprobación de la ordenanza que permite el arrendamiento de la parcela 22bt y avanzar otro paso hacia la realización del basural en la reserva. Los dirigentes políticos deben reflexionar y tomar conciencia que en algunos años las autoridades del municipio cambiarán, pero el vertedero de residuos con sus nefastas consecuencias seguirán por cientos y cientos de años. Sin dudas, la ordenanza que deberían sancionar tendría que ser la que establezca una prohibición municipal de realizar relleno sanitarIo en la zona de la Reserva de Uso Múltiple y Refugio de Vida Silvestre creada por ley 12.270.

Los interesados en participar en esta lucha, sin importar afinidad política o ideológica (la pelea no es en contra de nadie sino a favor de la reserva), pueden contactarse con los vecinos vía e-mail ( Esta direccin de correo electrnico est protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla ).

Vecinos de Mar Chiquita y Santa Clara, Sociedad Rural de Mar Chiquita, Federación Universitaria Argentina, Federación Universitaria Marplatense y Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho.

Teléfonos: Prensa: Juan Castagnari (155-300306), Concejal: Alfredo Rabino (156-801051), Dictaminador Técnico: Dr. José Esain (492-0827 o 474-0826 mail: Esta direccin de correo electrnico est protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla ), Sociedad Rural: Ingeniero Pedro Bolo (154-004707 o 155-213489). Vecino: Aníbal Ballesteros:156-859866.
Fuente: ecoportal.net

Slo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valdate o regstrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido