barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Búsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Colaboraciones arrow Interés general arrow El tesoro de la almendra amazónica jueves, 29 de septiembre de 2022
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Encuesta
El Protocolo de Kyoto...
 
Nube de tags

cambio climático extinción contaminación aumento peligro energía emisiones deforestación especies dióxido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reducción explotación recursos calentamiento cambio inundaciones clima medio ambiente kyoto ecología climático protocolo global caza animal CO2 caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicación
 
 

El tesoro de la almendra amazónica Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 1
MaloBueno 
Publicado por Palmiro Soria   
miércoles, 20 de septiembre de 2006
El majestuoso castañoSeguramente el árbol mas esbelto que existe en la amazonia es el de la castaña, su fuste se  proyecta cielo arriba hasta unos 40 metros, aunque se han encontrado individuos de hasta sesenta metros y cuatrocientos años de vida. Su copa, de frondoso follaje, como un sombrero se ubica en el extremo superior; junto con el árbol de la goma constituyen los símbolos mas emblemáticos de la cultura material y productiva de la región norte amazónica: su hábitat natural. En ningún otro medio geográfico del país crece este magnifico representante de la selva amazónica.
No es la belleza la mayor virtud de este habitante de la floresta amazónica, es  la nuez que produce el almendro, atesorada en sus cocos, lo que tiene  valor monetizable. Prácticamente todos los actores económicos de la región dependen directa o indirectamente de los resultados de la zafra de la castaña y de sus precios en el mercado internacional. Para ilustrar su importancia económica basta con citar que el año pasado el valor de las exportaciones alcanzó a setenta millones de dólares. Se explota en un territorio  de  130.000 km2 con una población de 187.000 habitantes. Desde hace varios años Bolivia ocupa el primer lugar de la producción mundial con el 70%, luego sigue Brasil con el 20% y Perú con el 10%.  

Cadena productiva es un concepto que identifica de principio a fin todos los componentes del proceso productivo y los divide en eslabones para facilitar el estudio y las intervenciones en cada segmento, ello incluye los agentes económicos (actores) y las actividades  que intervienen en el proceso productivo, que, en el caso de la castaña tiene tres grandes eslabones:

1) La recolección de la   materia prima, la nuez de castaña, que se produce naturalmente.
2) La  transformación y producción de bienes intermedios y finales, que ocurre en las plantas de beneficiado en la que trabajan 8.500 obreros, en su mayoría mujeres.
3) La comercialización en los mercados internos y externos. Casi toda la producción se destina al mercado externo, el consumo interno es ínfimo.

El desarrollo de cadenas productivas se ha planteado el objetivo de  "Promover y facilitar la resolución, de forma integral y participativa, de los problemas que limitan el desarrollo del sector productivo", y  específicamente "Fortalecer la organización, coordinación y relación de los diferentes eslabones y actores de las cadenas productivas, mejorando la productividad y competitividad" (Foro B.C.).

Se estiman en treinta mil los zafreros de la castaña que cada año, que se desplazan al monte, a extraer el preciado producto en los centros de producción y acopio, situados en las barracas (tierras de usufructo de terratenientes) y ahora también de comunidades indígenas, campesinas. Junto con ellos van la mujer y los hijos; hay niños y niñas que inician su primera zafra a los 6 años. Hay que saber que la región es endémica en paludismo, el agua que se consume no es potable, ni  protegida y por si fuera poco está  la probabilidad de una picadura de víbora y otras alimañas.

El coco se parte con un machete, el peligro de mutilación siempre esta latente; el riesgo de la caída de algún coco, que puede impactar fatalmente la humanidad de alguien, amplia el menú de los peligros a que están  expuestos -cada año-, los niños, niñas y adolescentes.

Una buena parte de las familias sale a la zafra antes de que concluya el año escolar y regresa después que ha iniciado el nuevo.  De esta manera los estudiantes pierden entre uno y medio y dos meses de clases y muchos desertan, para continuar  en el quebrado de la castaña, en las beneficiadoras.
    
Los pequeños grandes invisibles de la cadena productiva  son de carne y hueso, son los trabajadores, cuyos derechos a la salud, a la educación, a la recreación y a la protección, están siendo violados; los riesgos a los que se los somete, califican entre  las peores formas de trabajo infantil.

Se nace y se hace zafrero, ese es el principio y el fin de otra cadena: la de la pobreza; esta bien ocuparse de la cadena productiva, lo que no esta bien es olvidarse de  erradicar las aristas culpables de la reproducción ampliada de la pobreza. Una riqueza que debiera reproducir más riqueza, no lo hace sobre todo con este grupo tan vulnerable, algo debe estar  mal, ¿no le parece?             
Palmiro Soria
Ciudadano amazónico y Economista
Inspirado en una realidad diferente y paralela a vez, Miguel Hernández escribió estos estremecedores versos:

El niño yuntero

Carne de yugo, ha nacido
más humillado que bello,
con el cuello perseguido
por el yugo para el cuello.

Nace, como la herramienta,
a los golpes destinado,
de una tierra descontenta
y un insatisfecho arado.

Entre estiércol puro y vivo
de vacas, trae a la vida
un alma color de olivo
vieja ya y encallecido.

Empieza a vivir, y empieza
a morir de punta a punta
levantando la corteza
de su madre con la yunta.

Empieza a sentir, y siente
la vida como una guerra
y a dar fatigosamente
en los huesos de la tierra.

Contar sus años no sabe,
y ya sabe que el sudor
es una corona grave
de sal para el labrador

Trabaja, y mientras trabaja
masculinamente serio,
se unge de lluvia y se alhaja
de carne de cementerio.

A fuerza de golpes, fuerte,
y a fuerza de sol, bruñido,
con una ambición de muerte
despedaza un pan reñido.

Cada nuevo día es
más raíz, menos criatura,
que escucha bajo sus pies
la voz de la sepultura.

Y como raíz se hunde
en la tierra lentamente
para que la tierra inunde
de paz y panes su frente.

Me duele este niño hambriento
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina,

Le veo arar los rastrojos,
y devorar un mendrugo,
y preguntar con los ojos
que por qué es carne de yugo.

Me da su arado en el pecho
y su vida en la garganta,
y sufro viendo el barbecho
tan grande bajo su planta.

¿Quién salvará a este chiquillo
menor que un grano de avena?
¿De dónde saldrá el martillo
verdugo de esta cadena?

Que salga del corazón
de los hombre jornaleros,
que antes de ser hombres son
y han sido niños yunteros.


El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes:

Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valídate o regístrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!



 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido