barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Búsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Noticias arrow Noviembre 2005 arrow La intrusión acelera la destrucción de los bosques en Pozo Azul jueves, 18 de agosto de 2022
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Encuesta
Nube de tags

cambio climático extinción contaminación aumento peligro energía emisiones deforestación especies dióxido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reducción explotación recursos calentamiento cambio inundaciones clima medio ambiente kyoto ecología climático protocolo global caza animal CO2 caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicación
 
 

La intrusión acelera la destrucción de los bosques en Pozo Azul Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 6
MaloBueno 
Publicado por Serendipity   
viernes, 25 de noviembre de 2005
Devastación en MisionesA simple vista, recorriendo las rutas misioneras, se observa la destrucción acelerada de los bosques naturales sobre el tramo de las rutas 17 hasta la 20, en propiedades privadas -entre ellas Colonizadora Misionera SA, Los Paraísos, Puente Alto e Intercontinental - que desde hace años enfrentan la intrusión en Pozo Azul, en el departamento de San Pedro.

En los últimos meses, la situación sobre la explotación de los recursos avanzó en forma progresiva, y es alarmante como los desmontes y rosados, realizados en gran medida por intrusos que preparan los suelos para plantar tabaco, se observan a pocos metros de las rutas mencionadas.

Como se trata de prácticas realizadas por intrusos, así como no se respeta el derecho de la propiedad privada, tampoco respetan las normativas provinciales vigentes (Nº854 y Nº3426), desmontan sitios que están prohibidos por ley o en un margen de arroyo, sin respetar la permanencia de los bosques protectores, y nada se puede hacer. “La irregularidad de la ocupación impide sanción y todo es tierra de nadie. La ley y la prohibición se aplica sólo a quien es propietario, y no hay solución para resolver el gravísimo problema de la intrusión”, se quejaron los empresarios.
 
Desde la ruta se observa también un tramo donde se eliminó el sotobosque, se desmontó la masa arbórea y se pasó fuego. Se destruyó el hábitat para plantar tabaco, en una zona donde los recursos naturales no se recuperarán en menos de 50 años.
 
El problema de intrusión en Misiones es un tema sensible, que involucra un conflicto social importante y demanda una solución de fondo, tanto para los propietarios como para los ocupantes, dado que el Estado debe hacer frente a la pobreza extrema de las miles de familias que viven en la zona de Pozo Azul y que desde hace décadas no ingresan al sistema: carecen de agua potable, luz eléctrica, y como alternativa productiva -con un mínimo margen de rentabilidad- plantan tabaco. Según datos oficiales, son alrededor de 6 mil familias las asentadas en la zona.
 
Hace unos meses atrás también publicamos una investigación de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNAM sobre la contaminación y la degradación de la cuenca del Arroyo Piray Miní, generada por la ausencia de los bosques protectores sobre el curso de los arroyos, la erosión del suelo, y el avanzado proceso de reconversión al reemplazar el bosque nativo por cultivos agrícolas, principalmente el tabaco. Este escenario se extiende hasta Pozo Azul, y en gran parte de la Zona Norte. Los cursos De agua están cada vez más contaminados, y esto se convierte en una amenaza para el Municipio de El Dorado, dado que el abastecimiento de agua potable de la ciudad, y otros municipios, depende de la mencionada cuenca del Piray Miní.
Organización delictiva
 
En Misiones la intrusión tiene un agravante, dado que se evidencia la existencia de una “organización ilícita”, podría decirse, de gente que avanza sobre las propiedades y sobre los bosques con recursos que evidentemente un colono o productor rural no tiene, como medios de movilidad, motosierras, herramientas, etcétera.
 
Esta situación fue admitida por el Director de Control Forestal del Ministerio de Ecología, RNRyT, Jaime Ledesma, quien al ser consultado por este medio exhibió imágenes de zonas detectadas por el organismo, “donde en las precarias viviendas de asentamientos detectados se encuentran estacionados vehículos, hay operarios y herramientas de gran valor”, dijo el funcionario.
 
“La ley de Expropiación dio luz verde a este avance. Las actas de infracción no son a los propietarios en esta zona, sino de los pobladores. Desde el Ministerio del Agro y Producción se trabaja en la problemática de la intrusión y se realizan relevamientos satelitales donde se registra el grado de avance y se detecta la superficie real ocupada, plantada, y cuál fue su evolución en los últimos años”, explicó el funcionario.
 
Ledesma manifestó su preocupación y calificó de “grave” la situación por la intrusión, dado que “se trata de la extracción de bosques que esta creciendo y regenerándose (capuera), y que no se puede tocar. Desde el Ministerio de Ecología realizamos controles, confiscando madera, pero es difícil porque la gente entiende que la capuera no sirve, y corta, no tienen en cuenta que se debe conservar la fuente agua de más de 800 cursos que tiene la provincia, y que se va convertir en una zona árida. La Ley provincial Nº 3426 de Bosques Protectores establece limitaciones, pero no se cumplen, y se produce la degradación de suelos, perdida de cursos de agua, de la fauna, y de recursos boscosos hasta maderables, sumado a que el lugar se transforma en suelo improductivo en poco tiempo”, remarcó.
 
Para revertir esta situación, Director de Control Forestal afirmó que desde el Ministerio impulsan una serie de políticas para fortalecer el rol de control ambiental, fiscalizar además la ocupación ilegal de tierras y la tala ilegal; realizando tareas de gestión, control y delimitaciòn del uso maderable. Esto permitirá también un ordenamiento territorial y la restauración de bosques protectores”, aseguró Jaime Ledesma.
 
Los equipos móviles de la Dirección de Control Forestal del Ministerio de Ecología, realizan operativos todas las semanas para verificar el cumplimiento de la Ley 854, y el Decreto 1713 y la Resolución 529 sobre el transporte de madera nativa, rollo y leña en horario nocturno.

También, a partir de una denuncia del Cacique Mariano Benítez, en un lote correspondiente a la Comunidad Aborigen de Pozo Azul se constató la realización de tres rozados, en distintos sectores de la parte sur. En el lugar fueron hallados 138 rollos de diversas especies, entre ellas Guayubira, Anchico, Grapia, Marmelero, Azota caballo, por un volumen total de 118 metros cúbicos. En la actualidad los lotes tienen plantaciones anuales.
 
El impacto de la deforestación
 
El avance de la deforestación en el mundo es un problema de primer orden, no es una causa de la pobreza sino un efecto, como también lo es el aumento de la presión sobre los bosques para su explotación comercial, o el mal uso de los recursos. Y también es un resultado de políticas públicas mal formuladas o mal aplicadas.
 
Según la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2005 (FRA 2005), el estudio más completo realizado hasta la fecha sobre el patrimonio forestal mundial, su uso y valoración, cubriendo un total de 229 países y territorios entre 1990 y 2005; durante el período de 2000-2005 la pérdida fue de 7,3 millones de hectáreas anuales, frente a una estimación de 8,9 millones de hectáreas entre 1990 y 2000. Es decir que el ritmo de pérdida de superficie forestal disminuyó.
 
Pero la región de América del Sur sigue siendo la más afectada del planeta por la deforestación, con una pérdida de 4,3 millones de hectáreas al año. En el sur del continente americano se concentra el 65% de la pérdida anual de bosques, y la deforestación ocurre sobre todo en la región amazónica, donde según Carlos Carneiro, Oficial Principal Forestal de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés), “se pierden 3,1 millones de hectáreas al año, es decir que ahí está más del 40% de la deforestación del mundo”.
 
El informe FRA2005 hace hincapié, por ejemplo, en la relación que estos datos tienen con la biodiversidad, que “en América del Sur es la más grande de la tierra, y la deforestación no sólo perjudica esta biodiversidad, sino que afecta las cuencas hidrográficas y la riqueza del suelo”, explicó el especialista.
 
Para Carneiro, el problema de la deforestación “no es una causa, sino un efecto de la pobreza, del aumento de la presión sobre los bosques, del mal uso de los recursos. Y también es un resultado de políticas públicas mal formuladas o mal aplicadas”.
 
Es por eso que los países deben lograr “políticas forestales más integradas a las demás políticas públicas en áreas como agricultura, minería y turismo. Es así que los datos de este informe de FAO son indispensables, para que los gobiernos puedan elaborar programas nacionales forestales”.
 
En el caso de Misiones, para la Ingeniera Beatriz Eibl, Investigadora de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNAM, “nadie en estos momentos tiene la solución de lo que está ocurriendo en la provincia, pero sabemos la importancia de perder la fuente de agua. La degradación de altas cuencas avanza, el cambio climático tiene que ver con la deforestación, y las consecuencias de la pérdida de biodiversidad son irreversibles. Uno tendría que marcar los sitios estratégicos donde no se debería desmontar, empezando por proteger el agua, el suelo, ambiente”, indicó la especialista.
 
La reconversión necesaria
 
En Misiones hay 17.111 productores de tabaco registrados, en su mayoría minifundista y como economía de subsistencia. La mayoría de ellos son propietarios de sus tierras (casi un 70%). Su condición social y cultural puede traer consecuencias graves para el ambiente y la salud, a raíz de la utilización de insumos (agroquímicos).
 
Alrededor de 4.900 productores son ocupantes de tierras fiscales, 6.500 colonos figuran con propiedad, pero 4.400 plantan en tierras ajenas, y 1.000 fueron detectados como intrusos en tierras privadas, según datos oficiales.

La intrusión es un tema prioritario en la agenda del Ministerio del Agro y la Producción, pero según manifiestan algunos de los pobladores asentados en Pozo Azul “desde hace dos años estamos a la espera de avanzar en la negociación, con la intervención del Estado. Vinieron para hacer la mensura al terreno pero después no vinieron más y nada sabemos”, dijo Don Francisco, un humilde colono con más de 8 hijos y con nietos, todos asentados en el mismo terreno que pertenece a Colonizadora Misionera. Por su situación de intrusión no pueden acceder a la luz eléctrica, al agua potable, y sus chicos abandonan la escuela para ayudar en la chacra. Esta situación en Pozo Azul se multiplica por miles de familias.
 
“¿Por qué cultiva tabaco?”, le preguntó la periodista a Don Francisco. “Porque es lo más seguro que tenemos, crece bien y lo podemos vender todos los años. En esta tierra no anda el maíz, poroto, soja, nada prende. No sé si es por la caída del terreno, pero sólo el tabaco sale bien. Ahora estamos preocupados porque escuchamos por la radio que dicen que no vamos a poder plantar más tabaco, y si es así, no sé que vamos a hacer”, manifestó con gran preocupación. "A mí me dan las semillas, los insumos, y después saco platita”, agregó.
 
Ante este escenario, es muy difícil encontrar soluciones. Pero la riqueza natural que tienen las propiedades de Pozo Azul debieran tener otro destino productivo; con el tabaco se pierde la fertilidad del suelo, se degrada toda la cuenca, las pendientes, se destruye la biodiversidad. Los bosques tienen múltiples funciones, incluidas la conservación de la diversidad biológica, del suelo y los recursos hídricos, el suministro de madera y de otros productos no forestales, además de servir como áreas de esparcimiento y sumideros de carbono.
 
El desafío de la provincia está actualmente en fortalecer estrategias que permitan un equilibrio entre el desarrollo económico, social, y ambiental.
Patricia Escobar
Fuente: misionesonline.net
El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes:

Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valídate o regístrate.

Comentario[s]
El saber no ocupa lugar...
Escrito por Isaías el 2005-12-11 16:59:02
Estoy completamente de acuerdo con el planteo que hace hacer de la repercución de la falta de educación en el medio ambiente. 
Considero que si se reforzara la educación para todas las edades (especialmente educación sexual), y se establecieran centros de control de la natalidad en la zona habría un notable mejoría ambiental y cultural. Con una mayor apertura mental esa gente sería lo suficientemente idónea en su planificaón laboral y familiar. 
El ingrediente: algún dinerillo que le sobre al estado y mucho optimísmo. Soy de la provincia de Misiones (de Eldorado) y tengo entendido que esa gente es muy trabajadora, son buena gente y podrían ser muy dóciles a una propuesta de cambio. 
Excelente nota, felicitaciones. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla


 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido