barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artculos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Bsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Artculos arrow Medio ambiente arrow El papel del Sol en el calentamiento global mircoles, 08 de diciembre de 2021
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Nube de tags

cambio climtico extincin contaminacin aumento peligro energa emisiones deforestacin especies dixido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reduccin recursos explotacin cambio calentamiento inundaciones clima medio ambiente kyoto ecologa climtico protocolo global CO2 caza animal caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicacin
 
 

El papel del Sol en el calentamiento global Imprimir E-Mail
Calificacin del usuario: / 47
MaloBueno 
Artculos - Medio Ambiente
Publicado por Administrador   
lunes, 20 de enero de 2014
La Tierra y el Sol Los cambios en la actividad solar han influido un poco en el calentamiento global total observado en el siglo XX, pero su aportación no supera el 10 por ciento del calentamiento total observado. Así se ha determinado en un nuevo estudio.

Los resultados de esta investigación, llevada a cabo por Terry Sloan, de la Universidad de Lancaster, y Sir Arnold Wolfendale, de la Universidad de Durham, ambas instituciones en el Reino Unido, indican que ni los cambios en la actividad del Sol, ni sus efectos indirectos al bloquear los rayos cósmicos, pueden ser un contribuyente importante al calentamiento global.

Se ha señalado en la opinión pública internacional, así como en la comunidad científica, e incluso en la arena política, que la variación de la cantidad de energía solar que alcanza a nuestro planeta puede ser un motor principal del aumento de las temperaturas globales, así como que la propia capacidad del Sol para bloquear los rayos cósmicos puede influir de manera decisiva en el clima de la Tierra.

Al respecto de esto último, se ha propuesto que los rayos cósmicos pueden tener un papel significativo en refrescar el planeta al contribuir a la formación de las nubes, las cuales a su vez tienden a reflejar de regreso al espacio una parte de la luz solar y de la energía que acarrea consigo; por tanto, a más rayos cósmicos llegando a la Tierra, más nubes y menos calor.

Por consiguiente, en los períodos de elevada actividad del Sol, al bloquear éste una mayor parte de los rayos cósmicos, impidiéndoles entrar en la atmósfera terrestre, el resultado sería según esa teoría que se formarían menos nubes y aumentarían por ende las temperaturas de la superficie de nuestro planeta.

En un esfuerzo por cuantificar el efecto que la actividad solar, ya sea directamente o a través de los rayos cósmicos, pueda haber ocasionado en las temperaturas globales en el siglo XX, Sloan y Wolfendale compararon los datos disponibles sobre la tasa de entrada de rayos cósmicos en la atmósfera (que puede usarse como una medida de la actividad solar) con los registros de temperaturas globales, durante un periodo de tiempo que se remonta hasta 1955.

Así encontraron una pequeña correlación entre la actividad de los rayos cósmicos y las temperaturas globales, manifestándose una vez cada 22 años (el doble del ciclo solar principal); sin embargo, los cambios en la tasa de entrada de rayos cósmicos en la atmósfera surgían con uno o dos años de retraso respecto a los cambios en las temperaturas de la Tierra, lo que demuestra que la causa de dichos cambios en las temperaturas no puede ser la variación en la tasa de entrada de rayos cósmicos que supuestamente influya en la formación de nubes, aunque sí podría atribuirse a los efectos directos del Sol.

Comparando las oscilaciones pequeñas en la tasa de entrada de rayos cósmicos a la atmósfera (medida en dos detectores de neutrones) y en la temperatura, con las tendencias globales de ambos desde 1955, Sloan y Wolfendale han encontrado que solo una pequeña parte del calentamiento global observado durante este período puede ser atribuible a la actividad solar.

Los resultados del estudio indican que en total, la contribución al calentamiento global del siglo XX hecha por las variaciones en la actividad solar, ya sean directamente o a través de los rayos cósmicos, no puede haber sido superior al 10 por ciento de dicho calentamiento global.

Fuente: NC&T

Compartir

El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes. Todos los comentarios requieren de la aprobación del administrador.
No se publicarán consultas, las que sugerimos realizar a través del formulario de contacto.


Slo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valdate o regstrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido