barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Búsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Artículos arrow Artículos arrow 2 de febrero - Día mundial de los humedales viernes, 18 de junio de 2021
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Nube de tags

cambio climático extinción contaminación aumento peligro energía emisiones deforestación especies dióxido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reducción recursos explotación cambio calentamiento inundaciones clima medio ambiente kyoto ecología climático protocolo global CO2 caza animal caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicación
 
 

2 de febrero - Día mundial de los humedales Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 40
MaloBueno 
Artículos - Artículos
Publicado por Ricardo Bruno Ojeda   
jueves, 31 de enero de 2013
Ciénaga de Zapata Un humedal es una zona de tierras, generalmente planas, en la que la superficie se inunda permanente o intermitentemente. Al cubrirse regularmente de agua, el suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a un ecosistema híbrido entre los puramente acuáticos y los terrestres.

La categoría biológica de humedal comprende zonas de propiedades geológicas diversas: ciénagas, esteros, marismas, pantanos, turberas, así como las zonas de costa marítima que presentan anegación periódica por el régimen de mareas (manglares).

Según el Convenio de Ramsar, un humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal ó permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan.
El Día Mundial de los Humedales se celebra cada 2 de febrero desde que en 1971 se llevara a cabo la Convención de Ramsar.

La función principal del humedal, aparte de ser un gran ecosistema y un importante hábitat para muchos seres vivos, es que actúan como filtradores naturales de agua, esto se debe a que sus plantas hidrófilas, gracias a sus tejidos, almacenan y liberan agua, y de esta forma hacen un proceso de filtración. Antiguamente los humedales eran drenados por ser considerados una simple inundación de los terrenos, pero hoy en día se sabe que los humedales representan un gran ecosistema y se los valora más.

A pesar de su importancia, las tierras húmedas en todo el mundo se encuentran amenazadas. Estos peligros provienen de la conversión intensiva a la agricultura o acuicultura, desarrollo industrial, cambios hidrológicos artificiales o degradación por medio de la explotación excesiva. Siendo este uno de los temas más importantes de cara a su futura conservación

Clasificación

Se pueden establecer distintos criterios para clasificar los humedales, en función de los objetivos que se persiguen o de los estudios en los que se basen: criterio morfológico (general, principalmente para divulgación), hidrogenético (según el origen y usos del agua, para demandas de agua), funcional (ecológico, según sus hábitats, para conservación medioambiental); o los criterios estructurales (desde el punto de vista de gestión), etc.

Tipos

En 1989 fueron clasificados más de treinta humedales naturales y nueve artificiales. A pesar de ello es posible identificar cinco grandes tipos de sistemas de humedales:

• Marinos, son aquellos que no son afectados por caudales fluviales. Ejemplo de ellos son los arrecifes de coral y litorales.
• Ribereños, son aquellas tierras inundables frecuentemente por el desbordamiento de los ríos. Ejemplo de ellos son los bosques anegados, lagos de meandro y llanuras.
• Estuarios, son aquellos donde los ríos desembocan en el mar y el agua de estos alcanza una salinidad media entre el agua dulce y salada. Ejemplo de estos son los deltas, marismas y bancos fangosos.
• Lacustres, son aquellas zonas cubiertas de agua permanentemente con baja circulación. Ejemplo de ellos son los lagos glaciales de volcanes y lagunas en general.
• Palustres, son aquellos ecosistemas que contienen casi permanentemente agua como los Marismas, Pantanos de papiro y ciénagas.

Humedales cubanos

Los humedales cubanos ocupan una superficie de aproximadamente 10.410 km2, lo que representa el 9.3 % de la superficie del país; se incluyen los pantanos y áreas cenagosas, tanto litorales como interiores.

Los ecosistemas de humedales están reconocidos como de alta fragilidad y vulnerabilidad; sin embargo, gran parte de ellos en Cuba, al igual que en otras regiones, han tenido la responsabilidad de sustentar directa o indirectamente a diversas comunidades de diferentes civilizaciones.

Los principales beneficios de los humedales pueden ser de tipo ecológico y económico, entre ellos se encuentra la protección de los hábitats, la mitigación de la erosión costera, la captura del CO2 atmosférico, la depuración de efluentes, la amortiguación de los impactos sobre la infraestructura socioeconómica por fenómenos meteorológicos extremos, el abastecimiento de agua para el consumo y las actividades económicas, la recarga del agua subterránea y la captación de aguas de lluvia en zonas urbanas y rurales. También tienen funciones primordiales para la vida en general, al contribuir positivamente a la calidad de las aguas, controlar las inundaciones, la estabilidad de la línea costera, servir de barreras y/o filtro natural, entre los eventos marinos y terrestres fundamentalmente con la acción protectora de los bosques de mangles.

Los humedales cubanos son parte importante e inseparable de la riqueza y diversidad biológica del archipiélago, desde las diferentes unidades de paisajes que ellos atesoran: estuarios, costas abiertas, ciénagas, llanuras inundables, matorrales y bosques entre otros; hasta lagunas, canales y ríos. Los humedales de origen artificial (a partir de acciones del hombre), también tributan de manera positiva o negativa; según las circunstancias a tal riqueza y diversidad biológica.

Entre los humedales de mayor connotación nacional se encuentran la Ciénaga de Zapata, Birama (incluye el delta del río Cauto), Lanier, Cunagua, el sistema lacustre del SE de Pinar del Río y los grupos insulares (los Colorados, Sabana Camagüey, Jardines de la Reina y los Canarreos) . El humedal de Zapata, constituye el mayor y más excepcional de Cuba y el Caribe Insular, lo que le ha valido su inclusión en la Lista de Humedales de Importancia Internacional de la Convención RAMSAR.

Los humedales cubanos y sus ecotonos en correspondencia con su elevada riqueza y diversidad de ecosistemas, poseen una biota privilegiada y una alta potencialidad de usos y aportes económicos (maderables, medicinales, melíferas, ornamentales, artesanías, recursos fitogenéticos, silvestres comestibles para humanos y la fauna entre otros).

En cuanto a la flora, se encuentran tanto especies primitivas como evolucionadas; también especies epífitas, parásitas, hemiparásitas y hasta insectívoras. No faltan aquí especies endémicas (exclusivas de Cuba), raras, amenazadas y/o en peligro de extinción, así como de interés biogeográfico relacionado con Cuba y con otras regiones del mundo.

Los humedales deben conservarse y manejarse adecuadamente, por ser base importante de la diversidad biológica del archipiélago cubano, y sustrato incalculable para el desarrollo socioeconómico en aspectos tales como la ciencia, la docencia, la cultura, la historia y el turismo. La eficaz protección de sus complejos ecosistemas y especies; así como de su medio ambiente en conjunto, beneficia a las actuales y futuras generaciones.

La Ciénaga de Zapata, paraje paradisíaco que ocupa 4 500 kilómetros cuadrados  de la geografía cubana, nombre alegórico que ostenta y extiende al  mayor humedal de Cuba y el Caribe. Área  protegida de la depredación, donde se reportan más de 70 especies de aves, entre ellas, tres endémicas locales: Ferminia,  Gallinuela de Santo Tomás, Cabrerito de la Ciénaga, y  múltiples bandadas de aves migratorias que aquí  descansan de su vuelo invernal.

En los esteros y lagunas disfrutan de la paz respetada los cocodrilos cubanos -sin obviar un criadero oficial-  y una larga relación de animales endémicos que incluyen  a la jutía enana. En la “Laguna del Tesoro”, embalse  natural de agua dulce de 900 hectáreas de espejo y de varios metros de profundidad vive la trucha dorada, especie codiciada… y controlada.

En cuanto a las aguas del Hatiguanico devienen seguro reservorio para el Manatí, el prehistórico manjuarí, la  jicotea y otras especies de la ictiofauna.

No por gusto la Ciénaga fue declarada Parque Nacional, Reserva de la Biosfera, y en el año 2001, la incluyeron en la Lista de Humedales de Importancia Internacional de  la Convención RAMSAR.
Por todo lo anteriormente expuesto debemos cuidar y proteger estos ecosistemas ya que son de vital importancia para nuestro equilibrio ecológico.

Ricardo Bruno Ojeda Lastre - Cuba

Compartir

El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes. Todos los comentarios requieren de la aprobación del administrador.
No se publicarán consultas, las que sugerimos realizar a través del formulario de contacto.


Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valídate o regístrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido