barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Búsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Noticias arrow Diciembre 2009 arrow Minúscula incidencia argentina en la contaminación global miércoles, 16 de junio de 2021
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Encuesta
Nube de tags

cambio climático extinción contaminación aumento peligro energía emisiones deforestación especies dióxido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reducción recursos explotación cambio calentamiento inundaciones clima medio ambiente kyoto ecología climático protocolo global CO2 caza animal caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicación
 
 

Minúscula incidencia argentina en la contaminación global Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 2
MaloBueno 
Noticias - Diciembre 2009
Publicado por Administrador   
martes, 15 de diciembre de 2009
Emisiones de CO2 en Argentina Argentina, cuyo índice de emisiones alcanza las 238 millones de toneladas, menos del 1 % total, considera que los responsables históricos de la concentración actual de gases de efecto invernadero (GEIs) en la atmósfera deben ser quienes realicen los mayores esfuerzos de reducción de la contaminación.

Sin embargo, aún si se frenaran las emisiones globales en su totalidad, la acumulación de gases ya evidenciada impulsa a los gobiernos de todo el mundo a efectuar acciones de mitigación y adaptación a las consecuencias que la misma generará en los años sucesivos.

Y éstas son especialmente críticas en los países en desarrollo, ya que “el grado de vulnerabilidad a dichos fenómenos se relaciona con la capacidad de los grupos sociales para absorber, amortiguar o mitigar los efectos de estos cambios” indica la Segunda Comunicación Nacional a las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para la lucha contra el Cambio Climático, elaborada por la Secretaría de Ambiente de la Nación, que actualmente se encuentra en proceso de realización de la Tercera Comunicación.

A tal fin, se convocó a representantes de los organismos públicos que se relacionan de forma directa o indirecta con el calentamiento global, a que participen en la realización de estudios especiales sobre la incidencia del fenómeno en los distintos sectores. Grupo de expertos que, coordinados por la SAyDS, conformó el Comité Intergubernamental de Cambio Climático y que supervisará las investigaciones que se realicen en el marco de la Tercera Comunicación.

Hay que destacar “la sinergia de políticas públicas en la estrategia de la Argentina para contribuir a la reducción de emisiones de gases del efecto invernadero a nivel local, y así integrarse a las acciones de mitigación de los países desarrollados”, subrayó el secretario de Ambiente de la Nación, Homero M. Bibiloni.

En cuanto a la importancia de este tercer documento, el director de Cambio Climático de la SAyDS, Dr. Nazareno Castillo, señaló que, a diferencia de las anteriores, ésta tiene un “objetivo adicional” que es la “generación de información desagregada orientada a la implementación de acciones concretas en el corto y largo plazo”.

El documento incluye, además, la elaboración de un inventario de gases de efecto invernadero (GEIs), descripción de políticas y medidas de adaptación y mitigación nacionales, estado de situación y vulnerabilidad frente al cambio climático y un componente de de difusión y concientización.

Según reza la Segunda Comunicación, “las emisiones que ya se han acumulado en al atmósfera tendrán un efecto sobre el clima independientemente de que podamos limitar las emisiones a futuro,” y agrega que, si bien Argentina es uno de los países que menos colaboran en la emisión global de GEI -0,9% frente al 20,6% de Estados Unidos- “presenta regiones y sectores con alta vulnerabilidad al cambio climático por la cual es fundamental implementar acciones para aminorar los impactos negativos y maximizar los positivos.”

Por ejemplo, cita el informe, un aumento en la temperatura media del país podría generar “una mayor afectación por olas de calor y la necesidad de mayor provisión de agua.”

De acuerdo al informe nacional, entre las medidas de adaptación que se deberán tomar se incluyen: ajuste de los tejidos urbanos y ordenamiento territorial en relación a la ribera de los ríos y costa marítima; tipologías edilicias y uso de materiales de construcción apropiados; conservación y expansión del arbolado urbano y de los ecosistemas naturales; provisiones en sistemas de salud para la prevención de enfermedades; legislación sobre el uso de suelo teniendo en cuenta mapas de riesgo de inundación y consideración de nuevas variedades de cultivos agrícolas que se adecúen mejor a los cambios en regiones agroclimáticas.

Como parte de las obligaciones asumidas con la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Argentina presentó la Primera Comunicación Nacional en julio de 1997 y una revisión en el año 1999. A fines del 2006, se terminó de elaborar la Segunda Comunicación Nacional correspondiente al año 2000 y se espera que la Tercera esté lista hacia mediados del año 2010.

Cuatro sub-sectores de la economía argentina son responsables de las emisiones de GEIs:

En tanto, aquí se presentan algunos escenarios estimados de Cambio Climático:

-La temperatura aumentará de 2º C a 4º C, con mayores aumentos en el norte y centro del país.
-Se proyecta un aumento de las lluvias de hasta +200 mm anuales para el norte y centro de la Argentina hasta la provincia de La Pampa con excepción de la región próxima a la Cordillera de los Andes, donde se proyectan pérdidas en las lluvias en comparación con los valores climáticos actuales de hasta -400 mm. Para el centro sur de San Juan y toda Mendoza (zona llana) y para la región Sur de la Patagonia y Tierra del Fuego, los cambios proyectados alcanzan hasta + 200 mm.”
-Ello implica que en las regiones Noroeste, Noreste litoral y Centro del país se agraven a futuro los eventos hidroclimáticos extremos, particularmente las inundaciones en la región Metropolitana; que en las provincias de Cuyo, Patagonia Norte y Patagonia disminuya el hielo en la zona cordillerana con impacto negativo en la provisión de agua a zonas de riego extra cordilleranas y aumento de la probabilidad de incendios de biomasa por incremento en condiciones de sequía.
-Para la Región Centro se ha realizado una estimación relativa al efecto que el CC generaría sobre los rendimientos de los principales cultivos de la zona.
-Para la Región Nuevo Cuyo se ha estudiado el impacto del CC sobre los balances hídricos. Para ello se ha analizado la evolución futura de la demanda y la oferta hídrica de la región.
-Para el resto de las regiones se han analizado los futuros cambios en caudales que experimentarán los principales ríos como consecuencia del CC.

Huella de Carbono

¿Cuánto consume el argentino promedio?

Todas nuestras actividades, incluso comer, dejan su marca. La huella de carbono calcula el impacto que provocan las actividades del hombre sobre el ambiente, determinada según la cantidad de gases de efecto invernadero producida y medida en unidades de dióxido de carbono (CO2). En nuestro país, el argentino promedio emite 5,71 tn CO2/hab por año, lo que lo ubica en el puesto 63 de generación a nivel mundial.

Para estimar las emisiones de CO2 producidas por cada ciudadano de acuerdo con su estilo de vida, la Dirección de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente de la Nación elaboró el Calculador de Carbono con parámetros locales. Esta herramienta contempla el gasto de energía; uso de transporte; la generación de residuos y el consumo de alimentos de origen animal, ya que esta actividad genera emisiones indirectas de CO2 debido a la fermentación entérica y al manejo del estiércol del ganado.

En el Reino Unido, la huella de Carbono alcanza las11.81 tn CO2/hab mientras que en Estados Unidos es de 20 tn CO2/hab. Las diferencia en las huellas de carbono con estos países se pueden deber tanto al nivel de emisiones de los sectores productivos del país, así como al estilo de vida de sus ciudadanos.

El calculador consiste en una planilla que cada interesado debe completar conforme a sus pautas de consumo y estilo de vida, la misma se encuentra disponible en la página web de la cartera ambiental (www.ambiente.gov.ar). Para ello, deberá tener a mano las facturas recientes de electricidad y gas natural que incluya el historial de consumo. De no ser así, deberá multiplicar ese gasto por 12 meses para obtener el total anual.

Cada ciudadano tiene una influencia directa sobre sus emisiones, por lo tanto puede impulsar cambios necesarios para conseguir una sociedad baja en carbono.

Bibiloni se sumó a la delegación

La comitiva nacional se encuentra reunida con representantes de más de 190 países, en la ciudad danesa de Copenhague, donde se debatirá un nuevo acuerdo climático post 2012.

Hacia el 2005, se estima que la temperatura global alcanzó un incremento de 0,7 ºC desde la era preindustrial; los científicos, en tanto, alertan que no debe superar los 2ºC.

Argentina, junto con más de 100 naciones emergentes que forman el G-77 más China, exhortará a las grandes potencias a que definan la suma de dinero que destinarán a financiar acciones de adaptación y compra de tecnologías limpias en las naciones con menos recursos.

"Hay una gran puja a nivel mundial por los fondos disponibles para la adaptación y transferencia de tecnología", destacó Bibiloni, en declaraciones previas a su viaje a Copenhague, donde se encuentra la delegación nacional integrada por miembros de la Cancillería, entre otros organismos de estado, desde el pasado lunes.

No obstante, el funcionario subrayó que "la deuda ambiental se salda con fondos de adaptación" y "para eso, se necesita que los Estados (desarrollados) se comprometan" a aportar los fondos necesarios y que "sea una transición justa".

Para ello -aseguró el representante de la cartera ambiental - "es imprescindible una participación de los EE.UU.", cuyo presidente envió un proyecto de ley al Senado, tendiente a reducir las emisiones un 17% al 2020 respecto al 2005. La delegación argentina consideró a la propuesta como un "estímulo" pero que la misma debe "plasmarse verdaderamente en la institucionalidad norteamericana." Algo que se prevé va a ser difícil por cuanto, el bloque republicano de ese recinto ya le advirtió a Obama "que no haga en Copenhague promesas que no podemos cumplir".

"Sería una mala noticia que no se invierta en el ambiente, así como se hizo para corregir el mercado financiero", se lamentó Bibiloni, quien participará de las reuniones de Alto Nivel junto a ministros y secretarios de 191 países.

El cambio climático provocará 1.800 millones de muertes por stress de agua y problemas de malnutrición, cerca de 332 millones de desplazados de las zonas costeras y 600 millones de personas se verán afectadas por caída de la productividad agrícola, entre otros efectos, según vaticina el Informe de Desarrollo Humano del PNUD (Programa Naciones Unidas para el Desarrollo), situación que se sentirá con frecuencia e intensidad en los países de mayor vulnerabilidad.

Posición

"Si no está el dinero en la mesa, la discusión inexorablemente se aplasta", había declarado días atrás el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Homero Bibiloni.

El funcionario explicó el planteo que comparten los países no desarrollados de cara a la cumbre sobre cambio climático que se desarrollará entre el 7 y 18 de diciembre en Copenhague.

"Si no hay fondos para la adaptación y el fortalecimiento, las metas van a ser mucho más difíciles, porque habrá menos tecnologías, menos medios para hacer posible el fortalecimiento institucional público y privado", precisó.

La queja, compartida con los países que integran el Grupo de los 77 más China, es sobre las dificultades y condicionamientos que vienen poniendo los países ricos al financiamiento que las naciones menos favorecidas necesitan para hacer frente al calentamiento global.

De acuerdo con estimaciones realizadas por la Secretaría de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, los países menos favorecidos, que son justamente los más vulnerables al fenómeno climático, precisarían cerca de 267 mil millones de dólares anuales para la adaptación.

En las discusiones previas a la cumbre se habló de la necesidad de invertir entre el 0,5 y el 1,5 del Producto Interno Bruto de los países ricos.

"Nosotros hemos planteado un adecuado balance entre adaptación y mitigación, pero como los desarrollados sólo quieren hablar de mitigación, el monto total y el balance de cuánto de aquello y cuánto de esto, se traba", señaló el funcionario.

"Lo que siempre sostuve y digo es que los países desarrollados fueron muy rápidos, muy eficaces y contundentes para salvar bancos y empresas que financiaban con hipotecas, y no dudaron y pusieron trillones de dólares. Acá estamos hablando de salvar a la especie humana y no acentuar la desigualdad estructural de los países: lo que se mueren son personas", afirmó.

Para Bibiloni, el dinero se tiene que repartir con "criterios diferenciados". Y puso el ejemplo de los países insulares que "van a desaparecer", si se llega a un aumento de temperatura superior a los dos grados o aquellos con problemas estructurales de pobreza, como Haití, entre otros.

"Por otro lado -añadió-, hay que decir, como lo venimos diciendo acá, que los mercados no se van a hacer cargo. Debe haber un esfuerzo del sector público de los países desarrollados que hagan la aportación sustantiva de dinero".

El funcionario consideró que en este tema de la aportación del dinero para el financiamiento de los no desarrollados, "Estados Unidos debe estar con un compromiso muy fuerte. Ahora, cómo lo van a hacer es un problema que los norteamericanos deben arreglar con sus socios desarrollados para desandar la deuda ambiental que en conjunto han creado".

En cuanto a la posición que Argentina llevará a Copenhague, Bibiloni había asegurado que se puntualizará sobre la deuda ambiental de los países desarrollados, la responsabilidad diferenciada y la transición justa.

"El problema es que los países desarrollados hablan de mitigación con capital intensivo, lo que significa inversión en nuevas tecnologías, pero a su vez menos empleo, por eso la Argentina instaló, con el concurso de la CGT, los que llamamos transición justa", precisó Bibiloni.

En cuanto a la deuda ambiental, el funcionario dijo que esto "ya lo planteó el ex presidente Néstor Kirchner en la COP que se realizó en Buenos Aires en 2004. A partir de que hay un deudor (los desarrollados) hay un acreedor (los no desarrollados), y hay una mora en esa deuda. Esto tiene que ver con la adaptación".

Finalmente, Bibiloni dijo que "el cambio climático hoy refleja un tema mucho mayor que el ambiental porque en realidad redefine las relaciones político ambientales del planeta y un nuevo marco de las desigualdades estructurales entre países. Eso es lo que subyace abajo del iceberg de la COP".

"Lo que está abajo es un entramado político de negociaciones económicas internacionales sobre la base de las viejas relaciones históricas entre países y un acumulado de deuda ambiental.

Nosotros decimos que hay deuda ambiental porque unos crecieron y otros no, y están en mora: no cumplieron con el protocolo", concluyó.

Fuente: DERF

Compartir

El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes. Todos los comentarios requieren de la aprobación del administrador.
No se publicarán consultas, las que sugerimos realizar a través del formulario de contacto.


Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valídate o regístrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido