barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artculos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Bsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Noticias arrow Mayo 2005 arrow Acuerdo para proteger la Quebrada de Humahuaca jueves, 18 de agosto de 2022
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Encuesta
Nube de tags

cambio climtico extincin contaminacin aumento peligro energa emisiones deforestacin especies dixido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reduccin explotacin recursos calentamiento cambio inundaciones clima medio ambiente kyoto ecologa climtico protocolo global caza animal CO2 caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicacin
 
 

Acuerdo para proteger la Quebrada de Humahuaca Imprimir E-Mail
Calificacin del usuario: / 3
MaloBueno 
Publicado por Administrador   
domingo, 29 de mayo de 2005
Vista de PurnamarcaAquí arriba, a 3200 metros sobre el nivel del mar, en la Quebrada de Humahuaca, donde desde hace 5000 años se cultivan la papa andina, la quinua, la oca, el yacón y tantas especies silvestres más, puede estar la respuesta al futuro de la humanidad.

Conscientes de ese valor y de que éste es un tesoro que corre peligro de perderse, organismos internacionales y nacionales, y varias organizaciones no gubernamentales, decidieron unir sus esfuerzos y el mes último, en San Salvador de Jujuy, representantes del Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y del gobierno de la provincia anunciaron la firma de un convenio para implementar el proyecto "Conservación in situ de cultivos andinos y especies silvestres relacionadas, en la Quebrada de Humahuaca 2005-2008", que apunta a la conservación de la biodiversidad de la Quebrada -declarada Patrimonio de la Humanidad en 2003- y parte de la Puna.

La ejecución del proyecto está a cargo de la Fundación para la Conservación de las Especies y el Medio Ambiente (Fucema), que dirige el biólogo Jorge Cajal, y participan la ONG Fundandes y la Asociación Civil Los Algarrobos.

De sabores y saberes


La oca, la quinua, el yacón, el ulluco y todas las otras plantas cuyo rescate encara el proyecto son originarias de los Andes, están acostumbradas a crecer en alturas mayores de 2000 y hasta 4000 metros, donde soportan fríos, heladas y suelos hostiles, porque siempre han estado ahí y fueron domesticadas y mejoradas por las sucesivas generaciones de habitantes de la Quebrada, que controlan que las semillas sean sanas y reúnan las mejores características de cada especie, como color, tamaño y forma ideales. Hace medio siglo había 70 variedades de maíces andinos; hoy sólo quedan alrededor de 50.

La variedad de colores y de formas de estos cultivos andinos, además de sus cualidades alimenticias, constituyen una riqueza y un patrimonio cultural de un grado tal, que pocas regiones en el mundo se le comparan. Sin embargo, esta identidad biológica y cultural está en peligro porque muchos productores de la zona, como rinden mejor comercialmente, se dedican al cultivo de las hortalizas. En consecuencia, cambia la dinámica del autoconsumo y se pierden los cultivos autóctonos; incluso un factor de progreso, como son los accesos por carreteras pavimentadas que unirán Chile con Paraguay y Brasil a través de esta región, pueden transformarse en una fuerte amenaza contra las prácticas habituales de manejo y utilización de los recursos naturales.

El monto total destinado para el proyecto es de 1.871.860 dólares, de los cuales el PNUD aportará 963.200 dólares, provenientes del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por las siglas en inglés), de la ONU. Carlos Felipe Martínez, el representante del PNUD para la Argentina, explicó a este diario que, dentro de los cuatro ejes sobre los cuales se desarrolla su actividad, el proyecto que atienden en este momento en Jujuy está relacionado con Medio Ambiente y Energía: "Se espera aplicarlo en cinco localidades, que abarcan 15 comunidades rurales, en un área donde se ubican 1030 fincas, que concentran a 230 familias, y así contribuir a la conservación de los cultivos andinos -tubérculos, legumbres, hortalizas, frutos, cereales, seudocereales y básicamente 21 especies silvestres-; pero lo que es igualmente importante es mejorar la calidad de vida de la gente y el ambiente, que haya mejores ingresos para pequeños campesinos, más la preservación del patrimonio cultural y también el turismo local".

Las cinco áreas núcleo o transectas (unen lugares de identidad parecida) comprenden las localidades de Coctaca, Bárcena, Alto Tilcara, Purmamarca y Yacoraite, en la Quebrada. De esta manera, también se obtendrán inventarios actualizados y completos de las variedades andinas cultivadas y de sus parientes silvestres. Uno de los méritos de este programa es que recaba la ayuda de los propios habitantes de la zona: los promotores, es decir, aquellos encargados de incentivar a los productores locales para cooperar con el proyecto, surgen de las propias comunidades; son productores ellos también o hijos de productores, conscientes de lo que significa la conservación de los cultivos tradicionales, de las formas antiguas de riego, de las comidas y de la cultura de la Quebrada.

La identidad recuperada

"Este proyecto es la culminación de un trabajo que lleva ya más de cinco años", dice la ingeniera agrónoma Magda Choque Vilca, pieza fundamental de la ONG Fundandes.

"Cuando empezamos, la gente de las comunidades hasta nos corrió con piedras, porque no querían extraños que pudieran perturbar sus costumbres." Sin embargo, una vez ganada la confianza de los habitantes, muchos de ellos fueron los que se unieron a las ONG para este trabajo.

"Las ferias regionales fueron el punto de encuentro e intercambio -apunta Choque Vilca-; allí descubrimos qué variedades están desapareciendo y qué valor tienen para cada comunidad, y justo es reconocerlo, las mujeres han sido fundamentales para este trabajo, porque ellas son las que saben, por ejemplo, qué variedad necesita riego y cuál no. Así se pudo recuperar la papa azul, toda azul desde el corazón a la cáscara, o el yacón, que es la única fruta de la Puna; una planta sola puede llegar a rendir entre 12 y 20 kilos. Es un fruto aguantador, que se puede plantar con una separación de un metro, metro y medio entre surcos. Hoy hasta nos damos el gusto de exportar una delikatessen: el escabeche de yacón, que se vende a la Unión Europea en 5 euros."
Fuente: La Nación
El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes:

Slo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valdate o regstrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
< Anterior   Siguiente >

 
 
Google
 
Web en.barrameda.com.ar
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra| Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology?

 
 

barrameda v2.3
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido