barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -
un puente hacia contenidos originales...
 
cargando el contenido
 
 
   
   
   

 
 
 

Boletín WEF

| RECICLAR UN METRO CÚBICO DE PAPEL DE DIARIO SALVA A UN ÁRBOL | EL RECICLAJE DE PAPEL NECESITA UN 60% MENOS DE ENERGÍA Y AGUA QUE LA FABRICACIÓN DE PAPEL NUEVO | NO USES DESODORANTES EN EL BAÑO, SÓLO TAPAN EL OLOR Y SON CONTAMINANTES | PRIORIZA EL USO DE ARTÍCULOS RETORNABLES EN LUGAR DE LOS DESCARTABLES | USA CARTUCHOS RECICLADOS EN TU IMPRESORA | PRIORIZA EL USO DE PILAS RECARGABLES | GUARDA LAS PILAS EN UN RECIPIENTE PLÁSTICO HASTA LLEVARLAS AL CENTRO DE RECOLECCIÓN | FABRICAR UNA PILA CONSUME 50 VECES MÁS ENERGÍA QUE LA QUE PRODUCE | DESDE QUE SE PRODUCEN LOS ALIMENTOS HASTA QUE EL CUERPO LOS EXCRETA SE GENERAN 2 TONELADAS DE CO2 POR PERSONA | LLEVA TUS PROPIAS BOLSAS DE TELA, ¡NO A LAS BOLSAS DE PLÁSTICO! |

Wild Earth Foundation/Fundación Tierra Salvaje - Dto. de Fauna - Enero de 2001.

Varamiento masivo de delfines de Frazer, Lagenodelphis hosei, en Berisso Pcia. de Bs. As.

El 29 de noviembre del 2000 personal de Defensa Civil notificó que se encontraron varios animales varados en las costas de Berisso y Magdalena Pcia de Buenos Aires, que fueron identificados como Delfín de Fraser, Lagenodelphis hosei. Posteriormente, mientras se realizaban los trabajos de campo correspondientes, pescadores de la zona informaron sobre el hallazgo de nuevos cuerpos. Hasta el 29 de noviembre ya sumaban 8 los ejemplares varados.

Se tomaron muestras y contenido estomacal de tres de los especímenes y los estudios preliminares mostraron que el estómago de uno de los animales estaba completamente vacío desprendiéndose de ese dato la posible muerte del animal por inanición.

El primer ejemplar, un macho adulto, fue encontrado en el paraje denominado Playa Balandra. Los dos restantes estudiados se hallaban en el balneario municipal de Berisso una hembra juvenil y una hembra adulta que se encontraban a 500 mts. al Sur.

Es poco lo que se sabe acerca de la distribución de esta especie, que pareciera ser comen en aguas tropicales cerca del Ecuador. Este nuevo varamiento, sumado a los anteriores en las costas del Brasil y Uruguay y un caso reportado en Puerto Madryn, podría responder al desplazamiento errático de un grupo. El hecho de encontrarse fuera de su hábitat, en aguas mas frías y sin los peces que forman parte de su dieta natural, podría haber producido la muerte de estos delfines. Como se sabe que esta especie se mueve en manadas grandes, no se descarta que en los próximos días se produzcan nuevos hallazgos.

El personal del Laboratorio de Mamíferos Marinos del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, junto con directivos de la Asociación de Amigos del Museo y representantes de la Delegación Buenos Aires de la WEF/Fundación Tierra Salvaje concurrieron al lugar del varamiento para la recolección de muestras y realizar la necropsia de tres de los ocho ejemplares. Una vez finalizados los estudios de laboratorio, se emitirá un nuevo comunicado con información más detallada acerca de la muerte de estos delfines.

Por el momento no se cree que se hayan enmallado accidentalmente en redes de pesca ya que eso sucede durante la alimentación y los ejemplares hallados no tenían peces en su contenido estomacal, aunque esta hipótesis no se descarta hasta que el laboratorio revele el informe final.

Varamientos:

Se denomina varamiento masivo cuando se hallan mas de tres animales, varamiento múltiple, entre 3 y 2 animales y varamiento solitario cuando es sólo 1 animal.

Acerca de la especie:

Si bien se halló un cadáver de este cetáceo hacia fines de 1800, el Delfín de Frazer no había sido avistado con vida hasta comienzos de la década de los '70. Esta especie es insuficientemente conocida, al igual que su distribución. Su aspecto es intermedio entre los géneros Lagenorhynchus (p.ej. delfín oscuro) y Delphinus (p. ej: delfín común) de ahí su nombre compuesto "Lagenodelphis".

El Delfín de Frazer tiene un pico corto pero bien definido, aleta dorsal pequeña en relación al cuerpo, pedúnculo caudal que se afina hacia la cola y una pequeña aleta caudal. Coloración: presenta una línea oscura desde el pico hacia las aletas pectorales que son oscuras tanto de su cara externa como interna, zona ventral de color blanco crema o blanco con tintes rosados, una banda gris oscura o negra hacia arriba, sobre ella una línea más clara que la bordea y el lomo gris azulado, siendo los ejemplares jóvenes más claros que los adultos.

Los adultos de esta especie miden entre 2 metros y 2 metros y medio y su peso oscila entre los 150 y 210 kg. Las crías miden 1 m. al nacer con un peso de aproximadamente 20 kg.

Estudios realizados sugieren que estos delfines capturan a sus presas entre los 250 y 500 m de profundidad. Suele interaccionar con otras especies de cetáceos, se los ha visto junto a falsas orcas (Pseudorca crassidens y Peponocephala electra), cachalotes (Physeter macrocephalus), delfines manchados tropicales (Stenella attenuata) y delfines listados (Stenella coeruoalba)

Respecto a su distribución, si bien es insuficientemente conocida la misma parecería relegarse a aguas tropicales y templadas de los océanos Pacífico e Indico, cerca el ecuador, siendo su presencia escasa en el océano Atlántico. Pocas veces aparece en aguas cercanas a la costa y en la mayoría de sus puntos de distribución se muestra tímido hacia las embarcaciones salvo en Filipinas y Sudáfrica en donde suele surcar las olas de proa los barcos.

María Fernanda Zapata - Federico Serino
WEF/dto. de Fauna - Presidente Asociación Amigos del MACN

Chubut: a la vanguardia en la conservación de la fauna marina:

La Ley Provincial Nº 4597, planteada por nuestra Fundación como necesidad e impulsada por la Diputada Argentina Noemí Martínez, prohibe la captura de cualquier mamífero marino bajo cualquier modalidad en aguas y Costas de la Provincia del Chubut y penaliza a los infractores con multas de hasta dos millones de dólares.

Nuestra Fundación fue consultada por el Gobierno de la Provincia para aportar sugerencias en cuanto al Decreto Reglamentario de la mencionada Ley. Entre las sugerencias tomadas en cuenta en el Decreto, se destaca la categorización de los mamíferos marinos en Cetáceos y Pinnípedos para fijar las pautas para su rehabilitación en caso de ser necesaria, la asistencia a los animales in-situ, es decir en el lugar en donde aparecieran varados y en el caso de los cetáceos se prohibió expresamente el traslado de los mismos a tanques, piletas o cualquier otro tipo de encierro y se propuso que, en caso de resultar estrictamente necesario, los animales sean tratados en bahías u otros accidentes geográficos en el mar cercados que permitan el paso de alimento vivo. Con esto se pretende evitar que los cetáceos varados accidentalmente sean capturados con la excusa de una rehabilitación que jamás termina con la devolución del ejemplar a su medio natural.

Alga Undaria: La nefasta historia de una tragedia ecológica

A fines de los 80 apareció en el muelle Storni de Puerto Madryn un alga desconocida que resultó ser Undaria pinnatifida, conocida mundialmente como la maleza de los mares. Esta invasora se caracteriza por fijarse en sustratos duros y formar bosques puros que desplazan a las algas nativas en la competencia por espacio y luz, generando de esta manera una seria alteración del ecosistema bentónico.

La llegada del alga alien al Puerto de Madryn probablemente haya sido en el agua de lastre de algún barco pesquero que descargó en el muelle el agua de lastre cargada en su puerto de origen, conteniendo esporas de Undaria.

Luego de encontrarse las primeras plantas en el muelle, los reflejos fallaron y, dado que Undaria es comestible y por ende "comercializable", se pensó primero en un beneficio económico, perdiéndose la oportunidad de apagar el incendio a tiempo, dejándose de lado toda consideración ambiental. Hoy pocos años después, la invasión de Undaria tiene 40 km de extensión y tememos que haya alcanzado la Península Valdés, llevando a la costa Patagónica a las puertas de una tragedia ecológica.

Hasta ahora creíamos que el alga estaba circunscripta a la Bahía Nueva del Golfo Nuevo, pero a partir del 29 de diciembre de 2000, luego de un monitoreo llevado a cabo por la WEF conjuntamente con un funcionario de la Dirección de Fauna y Flora Silvestres de la Nación, sabemos que la Caleta Malaspina al sur de Bahía Bustamante (400 km al sur de Puerto Madryn) está infestada del algas y que lo peor y más temido ha ocurrido: la invasora llegó al mar abierto, donde las fuertes corrientes costeras la arrastraron kilómetros hacia cualquier parte.

Los planes de control de Undaria que la Dirección de Fauna y Flora Silvestres de la Nación quiso implementar en Puerto Madryn fueron fuertemente resistidos por parte de algunos sectores de la sociedad local, aunque el mencionado plan tampoco hubiera sido la solución definitiva pues la invasión del Malaspina ya era un hecho para ese entonces. Ahora la realidad cambió abruptamente con el nuevo escenario, por un lado la vieja invasión que a nuestro juicio tiene oportunidad de controlarse y la nueva invasión que presenta un sombrío panorama para el sur de la costa Patagónica.

La invasión biológica descontrolada de Undaria pinnatifida ha sido un ejemplo de desmanejo, de intereses equivocados y descuidos. No está claro porqué no se implementó un plan de control cuando se estaba a tiempo y porqué se hicieron solamente monitoreos de las invasiones pero ningún intento de control. Pero lo que sí esta claro es que existen autoridades competentes y recursos para hacer las cosas bien. Como ciudadanos interesados en el medio ambiente, debemos exigir a las autoridades provinciales y nacionales que trabajen para dar solución a este tipo de problemas. ¿O vamos a quedarnos de brazos cruzados viendo como un alga de dos metros acaba transformando para siempre los ecosistemas costeros de fondo?

Esta es la primera cabeza de playa del alga en América y, dada la gravedad de la situación, dentro de algunas décadas Undaria habrá conquistado nuevos lugares del continente. ¿Seguiremos haciendo todo tan mal como hasta ahora, o el bien común alguna vez primará en nuestro criterio y en nuestro accionar? Del modo en que estamos procediendo en la actualidad, estamos embargando a las futuras generaciones con problemas ocasionados por nuestra irresponsabilidad.

La invasión de Undaria avanza a razón de dos metros por día y si bien el efecto de esta invasora a largo plazo se desconoce, podemos pronosticar que al desplazar a las especies de algas autóctonas y por ende a la fauna benéfica que vive de ella, esta invasión provocará graves alteraciones en la cadena alimentaria marina, poniendo en riesgo a los eslabones más altos como orcas y delfines y seguramente afectando la calidad de vida de la población humana.

Es inminente la necesidad de actuar para salvaguardar a nuestro ambiente del desastre ecológico. También es inminente la necesidad de poner en la balanza el beneficio económico inmediato por un lado y por el otro el alto precio que vamos a tener que pagar en el futuro si seguimos en este mismo tren, que cada vez corre a mayor velocidad y cuya última estación será probablemente nuestra propia extinción.

Al evaluar el beneficio económico inmediato que pueden reportar las actividades que atentan contra la ecología, debemos pensar cómo éstas alteraron el ambiente en el que van a vivir nuestros nietos. Es necesario comenzar a tener en cuenta que la preservación del equilibrio ecológico y la conservación de otras especies es vital para asegurar nuestro futuro en el planeta.

Negocio peligroso: Mar del Plata Aquarium quiere explotar el buceo con delfines cautivos

Nadie entraría a una jaula para caminar al lado de tigres o leones, sin embargo en algunos acuarios, la gente paga por nadar junto a los delfines. Si bien los delfines tienen un aspecto más "simpático" e "inofensivo" que los tigres y leones, no dejan de ser animales salvajes y por ende impredecibles, sobre todo en lugares encerrados que, a diferencia de su medio natural, no les permiten escapatoria en caso de sentirse acosados por los nadadores.

Experiencias de nado y/o buceo con delfines en el mar abierto indican que estos animales se acercan a los humanos para observarlos y jugar alrededor de ellos, pero son reacios al contacto y escapan cuando los nadadores intentan tocarlos, pero los delfines libres tienen la posibilidad de alejarse en caso de sentirse molestos. Los delfines cautivos no tienen opción: deben estar ahí, a disposición de los que pagan por nadar cerca de ellos y pueden reaccionar agresivamente ante el acoso humano.

Esto hace que nuestra Fundación NO se oponga al buceo con mamíferos marinos libres correctamente reglamentado y controlado, pero que sí nos opongamos al nado con animales en cautiverio.

En los programas de nado con delfines cautivos, la presencia de nadadores aliens repercute negativamente en la jerarquía social del grupo ya que los delfines que más se someten a los humanos son luego atacados por los otros, generando situaciones de estrés que repercute en la salud de los cetáceos. Por otro lado, no todos los delfines sirven para estos programas, algunos por tener conductas agresivas y otros por su falta de interés en los nadadores humanos. Esto puede llevar al acuario a descartar a los animales no aptos y a capturar o importar nuevos ejemplares hasta dar con los adecuados.

En otros países se exige la construcción de un refugio al que los delfines puedan acudir en caso de sentirse acosados, pero en la práctica eso no da resultado ya que los entrenadores no permiten a los animales permanecer en dichos refugios por una razón obvia: la gente paga por nadar con los delfines y no para ver cómo estos se escapan de ella.

A diferencia del nado con cetáceos en su medio natural, en los programas de natación con delfines cautivos (sea como divertimento o como "terapia") se han registrado muchos accidentes que van desde mordeduras hasta rotura de huesos de los nadadores. La conducta más común exhibida por los delfines utilizados en estos programas es la sexual, que suele terminar en ataques menos graves pero bastante frecuentes. La conducta sexual se inicia con pequeñas mordeduras simbólicas del delfín hacia la persona, lo que es absolutamente normal en la naturaleza. A pesar que los nadadores pueden estar advertidos de tal conducta, suelen sorprenderse cuando el delfín los muerde, haciendo movimientos bruscos que resultan en rasguños y hasta heridas profundas.

Cuando el contacto y esta conducta continúa, los delfines terminan montando al nadador. Si el delfín es macho, nadará con el vientre hacia arriba y enganchará su pene en la parte interna de la rodilla de la persona. Los delfines hembras colocaran sus pliegues genitales en cualquier protuberancia del cuerpo humano como las rodillas o codos, causando generalmente irritaciones en la piel de los afectados.

Otra conducta que presenta riesgos para los participantes es la del juego. Los delfines jóvenes son competitivos y disputan la atención de las personas que se encuentran en el agua, saltando cerca o encima del delfín contrincante para que éste se aleje de la persona, ocasionado graves lesiones cuando accidentalmente cae arriba del nadador. También suelen atacar a nadadores para quitarles elementos utilizados generalmente a modo de entretenimiento (pelotas, juguetes, etc), golpeando con la cabeza y mordiendo a la persona. Finalmente, si el elemento de juego es la persona, ésta se encontrará en peligro cuando desee salir del agua. El delfín se interpondrá en el camino del nadador hacia la salida, ocasionando moretones y rasguños a medida que el asustado bañista trata de escapar de esta situación.

Las evidencias demuestran que los programas de nado con delfines no garantizan la seguridad de las personas implicadas. La mayoría de los problemas conductuales son exhibidos por delfines adultos, lo que refuerza la idea que los problemas que se presentan en estos establecimientos aumentan en el tiempo.

Por otra parte, las condiciones del agua de las piletas son un caldo de cultivo para enfermedades que los delfines pueden transmitir al hombre, como por ejemplo el morbillivirus que resulta mortal. Científicos y veterinarios han señalado que enfermedades difíciles de diagnosticar por un médico general pueden ser transmitidas de los delfines hacia los humanos y viceversa. El Manual de CRC para Medicina de Mamíferos Marinos dice: "El contacto físico entre animales y personas durante el entrenamiento u otras actividades facilita la transmisión de la flora superficial e incrementa la posibilidad de que una herida menor se infecte y posiblemente desarrolle una infección sistemática. Estas infecciones bacteriales incluyen streptococci, staphylococci, pseudomonia, proteus, aeromonas, erysipelothrix, vibrio, clostrida y microbacteria, todas ellas conocidas por infectar heridas cutáneas en mamíferos marinos. Todos son organismos oportunistas que pueden amenazar la salud de aquellas personas que manejan los animales o entran en las piscinas donde hay animales infectados. La salud de un delfín no siempre puede ser determinada inmediatamente, como se puede comprobar en los registros de muertes de algunos de los lugares donde se aplican estos programas. Ocho delfines murieron en un solo establecimiento en un periodo de 3 años (1990-1993). La causa de muerte no pudo ser determinada en tres de los delfines. Las otras cinco muertes fueron atribuidas a pneumonia, arteriosus, strepticema, dystocia e insuficiencia hepática severa.

En conclusión: el nado con delfines cautivos no presenta interés educativo, la delfino-terapia no es más que un negocio para esconder el carácter comercial de este tipo de prácticas, se explota a los delfines y se arriesga al público innecesariamente. El buceo con cetáceos cautivos NO DEBE ser permitido.

Gabriela M. Bellazzi (WEF/Fundación Tierra Salvaje, Argentina)
Cathy Williamson (Whale and Dolphin Conservation Society, Reino Unido)
Elsa "Yayais" Cabrera (Centre for Marine Mammals Research Leviathan, Chile)

Los que quieran obtener mayor información o hacer llegar su protesta en contra del nado con delfines cautivos y la implementación de programas de "delfinoterapia", dirigir un fax a Dirección de Recursos Ictícolas y Acuícolas, Lic. Oscar Padín (011) 4348-8534 y por favor hacer llegar una copia por mail a info@wef.org.ar

¡¡Muchas gracias!!

Los comentarios son editados con el fin de preservar la integridad del idioma. Se procede a la correción ortográfica y gramatical respetándose los conceptos volcados.

Búsqueda personalizada
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
puedes Compartir o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra | Letras de canciones | Letras de canciones | Letras de canciones
Significado de letras de canciones | Fotos de amor
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology? | O que é ecologia?
 
 
 

  Principal Secciones


¿Qué es la ecología?

Versión en español
English version
Portuguese version

Entorno conceptual

El universo
Geografía argentina
La biología
La botánica
La zoología


Ultimas novedades

Noticias
Artículos
Colaboraciones
Correo de visitantes
Secretos del mar
Peces del Paraná
Puente verde
Foros
Foro Melodysoft

Argentina

Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba
Ecuador
El Salvador
España
Guatemala

Honduras

México

Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
Puerto Rico
República Dominicana
Uruguay
Venezuela
Contacto Acerca de barrameda.com.ar Sitios amigos Aviso Legal