barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -
un puente hacia contenidos originales...
 
cargando el contenido
 
 
   
   
   

 
 
 

Despertar conciencias y provocar decisiones políticas

Para Elba Stancich, dirigente ambientalista, los problemas se resuelven con la voluntad de los dirigentes y una actitud ciudadana a favor de nuevos hábitos y consumos

Elba Stancich

Para resolver los problemas ambientales se debe conjugar una voluntad política firme y el acompañamiento de la ciudadanía en incorporar valores que tienen que ver con hábitos y consumos. Así lo señala Elba Stancich, titular del Taller Ecologista de Rosario, Organización No Gubernamental (ONG) que acaba de cumplir 15 años. Ciudades Sustentables, Salud y Plantas Medicinales, Biodiversidad, Eco-educación y Sustentabilidad de la Cuenca del Plata son las áreas en las que divide sus tareas el grupo que, pese a orientarse a temas locales urbanos y regionales, no soslaya cuestiones de alcance global. La problemática es similar a la de otras ciudades, solo difieren en la magnitud y en la cultura de la gente, explica Elba.

¿Son determinantes la acción estatal y las conductas de los ciudadanos?

Sí, en el caso de la basura, por más que haya una buena política municipal de gestión de residuos, si no está acompañada por una actitud ciudadana, no es suficiente. No obstante, el Municipio debe saber cómo llegar a la gente para que cambie determinados hábitos.

Para Elba, el problema de la basura es prioritario en la agenda ambiental local. No obstante, señala que otra asignatura pendiente es el sistema de transporte, en el que -afirma- se ha privilegiado el uso del automóvil particular lo que implica un gran consumo de espacios públicos y de energía, y un deterioro de la calidad del aire.

Lo ideal serían iniciativas que desarrollen el transporte masivo, pero -por ejemplo- no veo medidas orientadas a fortalecer el ferrocarril, pese a que Rosario tiene una escala de ciudad interesante para potenciarlo, agrega.

¿Qué sucede con el agua potable?

Nosotros tenemos el privilegio de vivir al lado de un río que es impresionante en cuanto a su caudal y por eso no tomamos conciencia del problema del agua a nivel global. Pero, en una ciudad es fundamental garantizar el acceso de agua potable a todos y también el saneamiento. Son necesarios la provisión de red cloacas y el tratamiento de los efluentes, pero el contrato de concesión con Aguas Provinciales recién lo exige para dentro de varios años.

Esto es una deuda que tenemos, ya que estamos arrojando una gran carga de contaminación al río, que si bien es muy caudaloso y tiene capacidad de diluirlo, se está viendo afectado. No debemos olvidar que el Paraná recibe descargas de hidrocarburos, fluorados, pesticidas y metales pesados.

¿Qué evaluación hacés de las conductas ciudadanas respecto a la cuestión ambiental?

La gente cambia actitudes cuando se le brinda buena información, con fundamento científico y en un lenguaje que le permite internalizar el problema. Nosotros lo comprobamos a fines del 92, cuando lanzamos nuestra campaña de pilas usadas, que era un tema inexistente en la ciudad e inclusive en el país, y hoy cualquier ciudadano al menos una vez escuchó decir que pueden llegar a ser un problema.

El cambio es posible si se desarrollan campañas educativas, porque con los problemas ambientales sucede que, como no son cosas que te vas a morir mañana, la gente se acostumbra y no reacciona con la rapidez que debería hacerlo. Hoy se están sufriendo las consecuencias de lo que se planteaba a principios de los 70 y que parecían cosas de ciencia ficción.

Sin embargo, más que campañas se ven eventos, como "el día que no se usa el auto" ' y a la mañana siguiente vuelven a la calle. Esos eventos son importantes si están enmarcados en una campaña. ¿De qué me sirve a mí declarar el día sin auto si después no implemento una política de transporte que tienda a reducir su uso: crear sendas para bicicletas, desarrollar el ferrocarril?

A veces algunas campañas, como las de Greenpeace apelan al catastrofismo... Las campañas de Greenpeace son muy creativas, interesantes y sus resultados son buenos. Muchas gente se queda pegada a ese estilo y no ve que en términos de comunicación es excelente en cuanto a los objetivos buscados: despertar conciencia y provocar decisiones políticas. Además, todos sus informes tienen una fuerte base científica.

El compromiso

Elba hace hincapié en la necesidad de respaldar las demandas ambientalistas con información científica, aunque lamenta que algunos técnicos, profesionales e investigadores universitarios no asuman ese compromiso. Nosotros los precisamos, pero a veces parecen estar encerrados.

La crítica de la dirigente ecologista remite a recientes polémicas en torno a los alimentos desarrollados en base a productos transgénicos, sobre cuyas consecuencias difieren la posición de las ONGs y algunos expertos, quienes apuntan que no está demostrado que generen efectos nocivos. Consultada al respecto, Elba aclara que en esos casos más que nunca hay que aplicar el principio precautorio.

Se están liberando organismos genéticamente modificados y no se puede comprobar si son inocuos, por lo que es una irresponsabilidad continuar con esto hasta no saber con certeza cuáles pueden ser sus consecuencias, dice y afirma que sobre este tema si no se lo plantea desde la sociedad civil, las multinacionales avanzan y nadie las detiene.

Además, recuerda que algo similar pasó cuando se inició la era nuclear. Quienes promocionaban la energía atómica decían que nos iba a salvar de todos los problemas y que era completamente segura, pero no fue así y hubo grandes desastres.
Sobre los transgénicos muchos agricultores dicen que es inviable el cultivo sin esos productos.

¿Cuáles son las zonas de confrontación entre las cuestiones ambientales y la lógica económica?

Nosotros creemos que tiene que haber un transición entre un estilo de desarrollo que hasta el momento se ha impuesto en el planeta, basado en la idea de que la ciencia y la tecnología resuelven todo, y un estilo de vida que tienda a la sustentabilidad: que todas las personas accedan a los recursos de manera equitativa y que esos bienes no se extraigan más allá de la capacidad que tiene la naturaleza para renovarlos. Y, por supuesto, hay que tratar de que los desechos sean de tal calidad que la naturaleza sea capaz de reciclarlos.

Elba considera que en ese camino de transición se deberán tomar decisiones políticas respecto a qué cosas subsidiar porque -obviamente- va a quedar mucha gente sin empleo, aunque -sostiene- también se pueden generar puestos de trabajo más acordes con el desarrollo sustentable.

En ese sentido, cita como ejemplo el caso de la pesca de merluza, que desató un gran conflicto, localizado en Mar del Plata, entre el gobierno nacional, empresarios, pescadores y los grupos ecologistas. Hace años que avisaban que la merluza podía colapsar, pero se permitió su captura en valores muy superiores a lo que los científicos venían advirtiendo. Ahora hay que subsidiar a la gente que vive de la pesca y se encuentra sin ingresos.

La cuestión ambiental en los gobiernos

Elba destaca como un resultado positivo de la prédica de las organizaciones ecologistas la creación de dependencias estatales vinculadas al tema. Cuando el Taller empezó a funcionar era difícil encontrar en el Concejo Municipal alguien permeable a nuestros planteos, en cambio en la actualidad tenemos una Comisión de Ecología. Podemos discutir si funciona bien o mal, pero su existencia refleja que se le da importancia a la de gestión. La misma Municipalidad tiene la Dirección de Política Ambiental y también hay una dependencia provincial, recuerda. No obstante, propicia una integración de áreas, porque considera que los problemas ambientales tienen que atravesar todas las políticas -económica, servicios, por ejemplo- y no quedarse en una repartición con muy bajo presupuesto.

¿Qué lugar le asigna la gente a los problemas ambientales?

Si uno lee algunas encuestas, el tema ambiental empieza a aparecer, a pesar de los problemas económicos, la violencia y la inseguridad, que es totalmente lícito que sean prioritarios. La gente le está dando importancia a los temas ambientales, porque afectan su vida cotidiana.

¿Cuánto tenemos de doble discurso, de predicar y no tener conductas en el mismo sentido?

Muchísimo.

Los comentarios son editados con el fin de preservar la integridad del idioma. Se procede a la correción ortográfica y gramatical respetándose los conceptos volcados.

Búsqueda personalizada
Puedes encontrarnos en
Facebook
Twitter
Ning
puedes Compartir o recomendarnos en Google
Acordes Partituras Tablaturas Guitarra | Letras de canciones | Letras de canciones | Significado de letras de canciones
El universo | Geografía Argentina | La biología | La botánica | La zoología | La ecología | What is ecology? | O que é ecologia?
 
 
 

  Principal Secciones


¿Qué es la ecología?

Versión en español
English version
Portuguese version

Entorno conceptual

El universo
Geografía argentina
La biología
La botánica
La zoología


Ultimas novedades

Noticias
Artículos
Colaboraciones
Correo de visitantes
Secretos del mar
Peces del Paraná
Puente verde
Foros
Foro Melodysoft

Argentina

Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba
Ecuador
El Salvador
España
Guatemala

Honduras

México

Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
Puerto Rico
República Dominicana
Uruguay
Venezuela
Contacto Acerca de barrameda.com.ar Sitios amigos Aviso Legal