barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales -   aca
barrameda.com.ar - un puente hacia contenidos originales - contacto
acerca de barrameda
un puente hacia contenidos originales...
 
 
Inicio
Principal
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Puente Verde
Contacto
Búsquedas
Registro
 
 
 
Inicio arrow Artículos arrow Artículos arrow Los diez artrópodos más espinosos miércoles, 30 de julio de 2014
 
 

Ingresa el texto en la caja de búsqueda y luego pulsa Enter
Nube de tags

cambio climático extinción contaminación aumento peligro energía emisiones deforestación especies dióxido de carbono calentamiento global biodiversidad animales consumo bosques argentina nivel temperatura reducción recursos explotación cambio calentamiento inundaciones clima medio ambiente kyoto ecología climático protocolo global CO2 caza animal caracoles

Powered by RafCloud 2.0.2
Sindicación
 
 

Los diez artrópodos más espinosos PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 1
MaloBueno 
Artículos - Artículos
Publicado por Administrador   
martes, 27 de julio de 2010
Parectatosoma hystrix Las espinas son un mecanismo de defensa común en animales y plantas. En el caso de los artrópodos, las espinas derivan de las setas, unas estructuras articuladas de la cutícula que pueden funcionar como receptores, y suelen ser largas, rígidas y estar esclerotizadas.
 
Parectatosoma hystrix. Un espinoso insecto palo de Madagascar que imita el musgo y puede alcanzar los 15 centímetros de longitud. Fotografía de Philippe Blanchot.

10. Milpiés

Dados sus hábitos herbívoros y detritívoros, algunas especies de milpiés combinan una coloración brillante con venenos y protuberancias espinosas. Entre ellos, caben destacar los milpiés del género Desmoxytes como el milpiés dragón fucsia (Desmoxytes purpurosea), un polidésmido de tres centímetros descubierto en la provincia de Uthaithani (Tailandia).

 
Espinas diplópodas Espinas diplópodas. Izquierda: Desmoxytes purpurosea, el rosado y espinoso milpiés que ocupó el tercer puesto en el top 10 de las especies de 2008. Derecha: Desmoxytes planata, otro espinoso milpiés de Tailandia.

9. Escarabajos

Aunque son más conocidos por otro tipo de protuberancias, entre la apabullante diversidad de escarabajos también hay especies con espinas.

 
Espinas coleópteras Espinas coleópteras. Izquierda: Dicladispa testacea, un espinoso crisomélido de seis milímetros que se puede encontrar por el mediterráneo europeo. Derecha: Gymnopholus weiskei, un curculiónido (gorgojo) endémico de Papúa-Nueva Guinea que puede alcanzar los tres centímetros de largo y tiene un par de protuberancias espinosas en el abdomen.

8. Opiliones

Los opiliones son un orden de arácnidos que recuerda superficialmente a las arañas de patas largas, aunque se pueden distinguir de éstas porque tienen un abdomen segmentado y el prosoma y opistosoma aparecen fusionados formando una única estructura bulbosa. De las aproximadamente 6400 especies que se conocen, hay bastantes que son espinosas. De hecho, uno de los cuatro subórdenes (Laniatores) está compuesto en su mayoría por especies con protuberancias espinosas.

 
Espinas patilargas Espinas patilargas. Izquierda: Pachyloidellus goliath, un espectacular —y espinoso— opilión de Chile y Argentina. Derecha: Lomanius, un opilión de Filipinas perteneciente a la familia Podóctidos ("patas con espinas"). Ambos pertenecen al suborden Laniatores.

7. Marrella spledens

Este espinoso artrópodo de mediados del Cámbrico (el «cangrejo con encajes» de Charles Walcott) es uno de los fósiles más comunes en Burgess Shale. Con un tamaño que no supera los dos centímetros, se cree que habitaba el fondo de los mares alimentándose de carroña y detritus.

 
Fantasía espinosa de tiempos pretéritos Fantasía espinosa de tiempos pretéritos. Izquierda: Fósil de Marrella. Derecha: Reconstrucción.


6. Grillos de matorral

Muchas especies africanas de grillos de matorral (tetigónidos) tienen el protono (escudo dorsal que recubre el tórax) recubierto de espinas.

El grillo de matorral acorazado (Acanthoplus discoidalis) es un tetigónido que puede alcanzar hasta cinco centímetros de longitud y habita en Namibia, Bostwana y Sudáfrica. Además de tener su cuerpo recubierto de espinas, cuando se le molesta puede lanzar su sangre (hemolinfa), que contiene sustancias tóxicas que obtiene de su alimentación, a través de unas glándulas situadas en el tórax hasta una distancia de 30 centímetros.

Otras especies de grillo de matorral fantásticamente espinosas son Cosmoderus erinaceus, nativa de Uganda (su nombre genérico es ya de por sí espinosamente evocador), y el grillo de matorral de cabeza espinosa Panacanthus cuspidatus, que se encuentra en Ecuador.

 
Espinas tetigónidas Espinas tetigónidas. Izquierda: El acorazado y venenoso Acanthoplus discoidalis. Derecha: El espectacularmente espinoso Panacanthus cuspidatus.

5. Cangrejos

Los litódidos son una familia de cangrejos de gran tamaño que habitan en aguas frías y de los que se conoce más de un centenar de especies, muchas de las cuales están recubiertas de protuberancias espinosas.

 
Espinas decápodas Espinas decápodas. Izquierda: Paralomis hystrix, un litódido japonés a prueba de depredadores. Derecha: Paralithodes californiensis, otro espectacular litódido cubierto de espinas.

4. Trilobites

Estos emblemáticos artrópodos del Paleozoico tuvieron bastantes especies con espinas, sobre todo durante el Devónico (hace 416-359 millones de años), un período que coincide, curiosamente, con la aparición de los peces con mandíbula. En las calizas del Devónico de Marruecos se han hallado muchos fósiles de trilobites espinosos como Comura, Dicranurus, Koneprussia, Eoceraurus, Hoplolichoides, Walliserops, Ceratarges, Kolihapeltis o Radiaspis.

 
Espinas trilobíticas Espinas trilobíticas. Izquierda: Comura bultyncki, un trilobites espectacularmente espinoso. Derecha: el "monstruoso" Dicranurus monstrosus. Ambos fósiles aparecen en las calizas del Devónico de Marruecos.

3. Orugas

Muchas orugas combinan brillantes colores de aviso con una serie de púas, espinas y pelos urticantes que a menudo pueden infligir una picadura dolorosa duradera. Las orugas de los limacódidos (llamadas orugas babosa por el parecido que tienen con los gasterópodos del mismo nombre) son bien conocidas por sus extrañas formas que incluyen varios tipos de protuberancias y espinas venenosas, lo que sugiere que su evolución ha sido fuertemente modelada por sus interacciones con los depredadores.

Las espinas urticantes (pelos huecos endurecidos conectados a glándulas de veneno) también aparecen en otras cinco familias de mariposas: megalopígidos, ninfálidos, noctuidos, satúrnidos y zigénidos.

 
Espinas lepidópteras Espinas lepidópteras. Izquierda: Oruga del limacódido norteamericano Parasa indetermina. Derecha: Oruga del satúrnido brasileño Lonomia obliqua. Su veneno puede ser mortal para los humanos.

2. Arañas

Las arañas domo cuernilargas pertenecen al género Gasteracantha y pueden alcanzar hasta tres centímetros de diámetro. La mayor parte de las especies están elaboradamente adornadas con cuernos y espinas y se distribuyen por la mayor parte del mundo.

Por otra parte, el género Micrathena incluye unas 100 especies distribuidas por las regiones tropicales de Centroamérica y Sudamérica que se caracterizan por sus protuberancias opistosomales espinosas.

 
Espinas arácnidas Espinas arácnidas. Izquierda: Gasteracantha arcuata. La coloración negra y naranja es un aviso contra los posibles depredadores del mal sabor típico del género. Esta especie es la más extraña de todas. Derecha: Micrathena schreibersi, otra araña con espectaculares prolongaciones espinosas en su abdomen.

1. Membrácidos

Los membrácidos son una familia de chinches hemípteras tropicales compuesta por unas 3200 especies que se reconocen fácilmente por su enorme pronoto, que proyectan hacia el abdomen adoptando las formas más extrañas y también las más espinosas.

 
Orgía de espinas Orgía de espinas. Izquierda: Cyphonia clavata, un membrácido de Venezuela que es chinche por delante y hormiga por detrás. Ésta es una de las varias especies en las que unas elaboradas extensiones traseras imitan a una hormiga con las mandíbulas abiertas. Derecha: Umbonia crassicornis, la "chinche espina".

Fuente: entomoblog

Compartir

 
El último comentario se muestra en esta página, los anteriores podrás leerlos en las páginas subsiguientes. Todos los comentarios requieren de la aprobación del administrador.
No se publicarán consultas, las que sugerimos realizar a través del formulario de contacto.


Escribe tu comentario
Nombre:Invitado
Título:
BBCode:Web AddressEmail AddressLoad Image from WebBold TextItalic TextUnderlined TextQuoteCodeOpen ListList ItemClose List
Comentario:



Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 

 
< Anterior   Siguiente >

 
   
 

barrameda v2.2
Aviso Legal

website statistics
cargando el contenido